Nací en el Pais Vasco en junio de 1981, estudié Información y Comercialización Turística pero llevo más de doce años trabajando en el sector del comercio. Adicta a la lectura prácticamente desde que tengo uso de memoria, comencé a escribir artículos y críticas literarias animada por mis amigas de El Rincón Romántico (actual Rincón de la Novela Romántica), después de una larga ausencia, retorno al mundo cibernético con un blog propio donde continuaré con mis reseñas y artículos (e iré recuperando parte de los antiguos), pero en el que no estoy sola ya que cuento con la estupenda compañía de mi hermana mayor, María (o Marhya, como se la conoce en la blogosfera y que a muchas os sonará de su blog –www.enmilbatallas.com– y la colaboración de un par de amigas; un blog donde el tema predominante son las críticas de libros pero donde también tienen cabida otros muchos temas que nos interesan, en la sección No Sólo Libros (música, cine… y todo lo que nos ocurra y nos apetezca compartir con vosotras)

 

GUSTOS LITERARIOS.

Mis preferidas son las novelas románticas; ya de pequeña me gustaba leer aquellas novelas infantiles y juveniles donde además de encontrar un estupendo grupo de amigos, se insinuaba o se desarrollaba una relación entre algunos miembros del grupo como en Trixie, PAKTO secreto, etc. Aún así durante mi juventud me gustaba leer un poco de todo, me encantaba y me sigue encantando Shakespeare, aunque en su caso prefiero las comedias a los dramas (odio Romeo y Julieta, en mi opinión, la pareja de amantes más gilipollas de toda la historia de la literatura) pero con el paso de los años y con menos tiempo para dedicar a la lectura, prefiero centrarme en lo que más disfruto: la novela romántica.

Dentro del género romántico me gustan casi todas las temáticas: contemporánea, histórica, paranormal, suspense… aunque también tengo algunas manías: cuando veo una novela narrada en primera persona, salgo corriendo en dirección contraria; lo he intentado con varias cuyos argumentos me parecían muy interesantes y salvo con un par de excepciones (varias series de Julie Kenner y Richelle Mead) no he sido capaz de pasar de unos pocos capítulos, no consigo adentrarme en la historia y es una pena, porque seguro que me estoy perdiendo libros buenísimos, pero está visto que no es lo mío.

Lo de la narración en primera persona es una de las razones de que, pese a gustarme el género paranormal y las heroínas fuertes y valientes que van por ahí pateando el trasero de los malos, no me llame mucho la atención el Urban Fantasy. La otra es que en la mayoría de las series de UF la protagonista es siempre la misma (a veces con una pareja clara desde el primer libro, en otras con un triangulo que no se decide hasta pasadas varias entregas) y aunque me encanta las series y sagas donde nos reencontramos con personajes anteriores, me gusta que cada novela tenga su pareja principal con su correspondiente final feliz y me desesperaría tener que esperar para saber cómo continúa una relación; podría tomármelo como una serie televisa, otra de mis pasiones, pero con la tele tengo mi ración semanal a lo largo de varios meses, con una breve pausa de 3-4 meses (excepto con las series veraniegas), mientras que en el panorama literario, te lees el libro en unas pocas horas, un par de días como mucho, y luego la espera suele andar entre los 6 meses y el año, a veces incluso más (sólo de pensarlo mientras estoy escribiendo esto, se me pone cara de “!Que suplicio!”).

Tengo muchísimas autoras favoritas (Lisa Kleypas, Lynsay Sands, Suzanne Brockmann, Jill Shalvis…), pero si tuviera que quedarme con sólo una, sería Nora Roberts. Eso sí, no me pidáis que escoja una sola novela porque soy incapaz.