Crítica: Below the Belt – Sidney Halston

Críticas 0 ★★★★½

Crítica: Below the Belt – Sidney Halston Below the Belt de Sidney Halston
      Serie: Worth the Fight #03
      Editorial: Loveswept
            Fecha de Publicación: feb 2015
            ASIN: B00MSRYORI
            Páginas/Tamaño: 272
            Formato: eBook
      Genero: Contemporánea
            four-half-stars
All Romance   Kindle (Es)   Kindle (USA) 
Una vez uno de los nombres más solicitados en el circuito de artes marciales mixtas, Antonio “Scarface” Marino ha visto como su carrera caía en picado mientras se dedicaba a perseguir faldas y a salir en primera plana de la prensa sensacionalista.  Ahora está listo para relanzar su carrera y es todo gracias a Francesca Silva, un bombón brasileño tan fuerte como cualquiera de los luchadores. ¿Pero quién es la verdadera Francesca: la deslenguada entrenadora que le hace trabajar duro o la vulnerable mujer que se sonroja cuando la toca?

Francesca se lo ha jugado todo para firmar un contrato con Tony porque cree que todavía tiene potencial para ser un éxito, lo que beneficiará a su gimnasio, si es que él puede mantener la cabeza en la lucha en lugar de meterse en sus asuntos personales. Después de un breve matrimonio que le ha hecho recelar del amor, lo único que puede manejar es una aventura de una noche. Los besos de Tony despiertan en ella sentimientos complicados, especialmente cuando él accede a enfrentarse con su ex en un torneo. Francesca está acostumbrada a congelar a los hombres, pero Tony la tienta a ceder ante el calor.

Below the Belt, es la tercera novela de la serie “Worth the Fight” de Sidney Halston, una serie con la que estoy disfrutando muchísimo desde la que descubrí hace un par de semanas gracias a las recomendaciones de Goodreads.

Worth the Fight o WTF es el nombre de un gimnasio en la pequeña ciudad de Tarpon Springs, Florida, donde entrenan varios luchadores profesionales de Artes Marciales Mixtas; como Jack y Slade, protagonistas de las dos primeras entregas de la serie: Against the Cage  y Full Contact.

 

Eres todo en lo que he pensado durante las dos últimas semanas. Mierda, si soy sincero, eres en lo único que he pensado desde que te conocí.

 

En Full Contact vimos como Slade, listo para retirarse de los torneos, se asociaba con Francesca  Silva, hija del dueño del gimnasio, para dirigir Worth the Fight entre los dos.

Para volver a convertir WTF en un éxito, Francesca y Slade necesitan conseguir a un gran luchador que entrene en su gimnasio y gane peleas para ellos. A pesar de que con la edad, las fiestas y los escándalos, Tony Marino ya no está en la élite de los luchadores, Francesca cree que con disciplina y trabajo duro, tiene potencial para volver a lo más alto y está convencida de que Tony es justamente lo que su gimnasio necesita.

Por su parte, Tony sabe que no tiene muchas opciones ya que casi nadie quiere ya trabajar con él, incluso sus patrocinadores parecen estar cansándose de que dé más que hablar por sus borracheras y peleas fuera del circuito que dentro. Pero saber que está es su última oportunidad no le hace cambiar de la noche a la mañana y Francesca no deja de echarle en cara su actitud, lo que le cabrea y le excita.

Poco a poco, Tony se va poniendo las pilas, demostrando a los que le rodean y sobre todo a sí mismo, que aún tiene mucho que ofrecer, como luchador y como hombre. A quien más quiere demostrárselo es a Francesca, por quien comienza a tener sentimientos que van mucho más allá de la atracción sexual,  pero ella no se le pone nada fácil. Si quiere triunfar tanto en la lucha como en el amor, Tony va a tener que esforzarse más de lo que lo ha hecho en toda su vida.

 

¿Ese es el mejor cumplido que puedes hacerme? ¿Que no soy un bastardo arrogante?

 

Cada nueva entrega de “Worth the Fight” me parece mejor que la anterior  y Below the Belt ¡me ha encantado!

Quién me lo hubiera dicho hace un par de años o incluso hace unos meses. En la reseña de Against the Cage ya os comentaba que, a pesar de que me encantan las novelas que mezclan romance y deporte y de que veía que cada vez salían más libros de este tipo en el que el deporte en cuestión eran las Artes Marciales Mixtas, a mí no me llamaban mucho la atención. También os contaba que me imaginaba que la popularidad de esta temática se debía a que las lectoras encontraran atractivo un hombre capaz de una gran violencia en una pelea y que luego fuera capaz de ser tierno y romántico con la protagonista. No puedo hablar por el resto de lectoras pero después de leer las tres novelas de esta serie, tengo que confesar que efectivamente es uno de los elementos que ha hecho que me gustaran tanto los libros de Halston.

Tony, el protagonista de Below the Belt, parece el típico cliché del macho latino (es de origen cubano): un ligón encantador, celoso y peleón… y que adora a su mamá. 😉 En serio, me ha encantado su personaje y eso que de los tres protagonistas masculinos de la serie es el que tiene más defectos. A lo mejor precisamente por eso me ha gustado tanto, porque me ha parecido más humano, más real; no cambia de un día para otro, no se levanta un día diciendo “tengo que dejar de hacer el idiota si quiero ganar” como quien tiene una revelación divina y parece que con eso basta. No, Tony comete errores y tiene recaídas en sus malas actitudes hasta el final pero se esfuerza en ir dejándolas atrás hasta que se va convirtiendo en una versión mejor de sí mismo (lo que como digo, me parece mucho más creíble que un cambio radical). Aunque es celoso y tiene mal genio, sabe encontrar un equilibrio para llevarse bien con Francesca, quien en algunos aspectos se muestra bastante fría pero tiene también bastante carácter, lo que al principio hace que choquen bastante hasta que ambos se dan cuenta que tienen bastante en común. Además Tony con su familia es  un encanto y me han gustado mucho las escenas con su madre y sus hermanas, pero sobre todo con sus sobrinos y sus gatitos.

Mi preciosa mujer, por supuesto que eres capaz de amar. Esa sensación extraña en la boca de tu estómago, es amor. He sido tonto y lento al no darme cuenta antes, o puede que sea tan algo tan nuevo para mí que no he sido capaz de reconocerlo antes. Pero es amor. Me quieres, y no necesito que me lo digas. Te diría que voy a conseguir que te enamores de mí, pero ya lo has hecho. Aunque conseguiré que me lo digas, ya verás.

Francesca por su parte es un personaje muy complejo. Un matrimonio fallido y otras malas experiencias del pasado la han convertido en una mujer muy reservada, que se muestra fría porque tiene miedo de sus propias emociones. Al mismo tiempo, en otros aspectos de su vida, como en lo profesional, Francesca no tiene miedo a decir lo que piensa y me ha gustado mucho la forma en que arenga a Tony para que se esfuerce más (en serio, al principio estos dos se llevaban como el perro y el gato que era una de las razones por las que tenía tantas ganas de leer su historia). Su personaje tampoco cambia de la noche a la mañana, pero con ayuda de Tony, de sus amigos y sobre todo con su propia determinación, va aprendiendo a abrirse hasta descubrir que no tiene que tener miedo porque es una superviviente y más fuerte de lo que cree. Otra de las cosas que me han gustado de ella es cómo va integrándose con el grupo de amigos que se ha formado en el gimnasio, sobre todo con las mujeres: Chrissy (hermana de Slade y novia de Jack), Jessica (la novia de Slade), Jamie Lyn, Violet y compañía; las escenas con ellas muestran una Francesca inteligente, divertida, amable…

Por supuesto es un placer reencontrarse con Jack, Slade, etc. Aunque en Below the Belt el secundario que ha tenido más peso aparte del propio Slade ha sido Cain, el entrenador principal de Tony y un personaje que me ha llamado la atención desde la primera novela, en parte porque es bastante misterioso, muy callado… Su historia será la siguiente y después del adelanto que he podido leer al final de la novela, tengo muchísimas ganas de leerla.

Si tengo que resumir lo que me ha parecido Below the Belt en un par de frases, os diré que la novela está excepcionalmente escrita en muchos aspectos, pero sobre todo en el tratamiento de los personajes y que las palabras que mejor la describen son: romántica, emocionante, intensa, divertida, sexy… 

 

Necesito que tú y yo se convierta en nosotros.

 

A mí me ha encantado y se la recomiendo a cualquiera que le guste el romance contemporáneo, incluso si como a mí el mundo en que está ambientada les da cierto reparo porque realmente merece la pena. Desde luego yo ahora me voy a mostrar un poco más abierta a probar temáticas distintas y a estar atenta a qué otros libros me recomienda Goodreads.

 

Isabel

Isabel

Nací en el Pais Vasco en junio de 1981, estudié Información y Comercialización Turística pero llevo más de doce años trabajando en el sector del comercio. Adicta a la lectura prácticamente desde que tengo uso de memoria, comencé a escribir artículos y críticas literarias animada por mis amigas.
Mis preferidas son las novelas románticas, me gustan casi todas las temáticas: contemporánea, histórica, paranormal, suspense... aunque también tengo algunas manías.
FacebookGoodreadsTwitterPinterest

  El corazón de un blog late más fuerte con cada comentario que recibe, ¿nos dejas el tuyo?    

Deja un comentario