Desnuda ante la muerte – J.D. Robb

Críticas 0 ★★★★

Desnuda ante la muerte – J.D. Robb Desnuda ante la muerte de J.D. Robb
      Serie: In Death #01
      Editorial: Terciopelo
            Fecha de Publicación: 2009
            ISBN: 978-84-92617-25-8
            Páginas/Tamaño: 352
      Genero: Acción y suspense
            four-stars
Amazon.es  
En el año 2058, la tecnología gobierna el mundo. Sin embargo, en la ciudad de Nueva York, la detective Eve Dallas sabe que los irresistibles impulsos del corazón humano todavía son regidos por una fuerza mayor: la pasión. La teniente Dallas se hace cargo del caso del asesinato de una bella prostituta; la investigación la obliga a adentrarse en el perverso mundo de la política. Pero la situación se complica cuando Eve se siente atraída por Roarke, un influyente y atractivo hombre de negocios a quien poco a poco las investigaciones señalan como principal sospechoso. ¿Será la pasión más fuerte que la razón?

Con Desnuda ante la Muerte* comienzo a cumplir mis “Propósitos Literarios para 2015”  que eran empezar a  leer, por fin, la serie “In Death” de J.D Robb -seudónimo de mi escritora favorita, Nora Roberts-, aunque en el caso de esta novela, lo que he hecho ha sido releerla; en agosto del año pasado intenté ya empezar con la serie pero la lectura de Desnuda ante la Muerte me coincidió con una época de mucho estrés y agotamiento, y un libro que lo lees a trompicones, es casi imposible disfrutarlo. Esta vez he aprovechado que estaba ya más tranquila, he intentado abrir la mente para que no me molestara el hecho de que la parte romántica entre los protagonistas quede abierta (de esto también os hablaba en mis propósitos) y me he lanzado de lleno a la lectura.

 

Año 2058. La Teniente Eve Dallas es una de las mejores policías de Nueva York, por eso antes de que haya tenido tiempo de recuperarse mentalmente después de un duro caso (en el que llegó demasiado tarde para salvar a una niña pequeña y se vio obligada a disparar su arma, matando al sospechoso) y de pasar el Reconocimiento necesario para demostrar que puede seguir adelante con su trabajo, le asignan un caso de alta prioridad: el brutal asesinato de Sharon, una “acompañante profesional” y nieta de un importante senador.  Desde el principio queda claro que es obra de un asesino en serie, puesto que en la escena del crimen encuentran el aviso de que esa es sólo la primera de seis.
Roarke, un misterioso multimillonario con un pasado oscuro, ha sido una de las últimas personas en ver a Sharon con vida; eso y el hecho de ser coleccionista de armas antiguas, como la que acabó con la vida de Sharon, le colocan en el primer puesto de la lista de sospechosos.
Cuando Eve conoce a Roarke, la atracción entre ellos es innegable, desde luego él no tiene reparos en admitirlo y no cesa de intentar comenzar una relación, pero Eve no puede dejar que sus sentimientos la confundan y le impidan detener al asesino; especialmente cuando, con cada nuevo asesinato, las pistas parecen señalar cada vez con más claridad hacia Roarke…

 

Bueno, pues esta vez sí he podido disfrutar de la lectura de Desnuda ante la Muerte pero aunque me ha gustado más que la primera vez, la sensación final sigue siendo la misma: me ha gustado, pero no me ha entusiasmado.
La trama policiaca está muy bien escrita y me ha mantenido intrigada. La parte futurista también está bastante bien desarrollada -de forma que suene interesante y a la vez que resulte creíble- pero me ha costado un poco centrarme y sentirme cómoda en este nuevo mundo; a veces nombraba objetos o cosas y tenía que pararme a pensar qué era eso, cómo funcionaba, etc. porque no da muchas explicaciones aunque entiendo que sea así, porque a mí me hubieran venido muy bien pero hubieran roto el ambiente.
Los protagonistas me han gustado los dos; al menos, lo poco que los hemos conocido, porque yo estoy acostumbrada a los libros de Roberts donde nos deja saber mucho más de ellos y aquí, en muchos aspectos, tanto Eve como Roarke continúan siendo un misterio. Eve es inteligente, tenaz y fuerte y a pesar de que a veces pueda parecer dura o fría  (natural por lo poco que sabemos -o que ella misma sabe- de su pasado) se involucra completamente en sus casos y pone todo de sí para atrapar al asesino. Roarke es misterioso, atractivo -tanto físicamente como por lo que vemos de su personalidad-, decidido… me gusta la forma en que desde el primer momento sabe lo que quiere y va a por ello, su manera de preocuparse por Eve y cuidar de ella…
Los secundarios también me han gustado aunque no tienen excesiva relevancia en la relación de los protagonistas. Por parte de Eve tenemos a su mejor amiga, Mavis y, como al parecer, no tiene mucha vida fuera de la laboral, el resto son compañeros de trabajo: el Comandante Whitney (su jefe), Feeney (un compañero de la división informática y con quien tiene cierta amistad), y la doctora Mira,  la psiquiatra del departamento. Aunque en teoría la solitaria es Eve, por parte de Roarke sólo tenemos a Summerset, su mayordomo, a quien no parece gustarle mucho Eve o la relación de su jefe con ella.
He decidido tomarme la lectura de esta serie como quien ve una serie de televisión; así me fastidia menos que el misterio tenga una resolución pero la parte romántica se quede abierta, o el hecho de que todavía sepamos muy poco de los personajes. De esta manera, la serie gana en romance a las de la tele porque por lo menos, aquí no me hacen esperar dos o tres temporadas para que los protagonistas se den un simple beso (o seis o siete temporadas para que se casen). Siguiendo con esa misma línea de pensamiento, esta primera novela sería como el episodio piloto que, en la mayoría de los casos, sirve para poco más que presentarte a los personajes y el mundo en que se mueven; el piloto te sirve para hacerte una idea de qué trata la serie y después de verlo, yo puedo tener tres reacciones: “paso por completo”, “necesito uno o dos episodios más para tomar una decisión” o “esta serie es para mí” (aunque a veces, pocas, resulta que el piloto era lo mejor de la serie y al de unos pocos episodios acabo también desechándola); en este caso, me muevo entre las dos últimas reacciones: para no ser mi tipo habitual de lectura me ha gustado bastante y le veo potencial pero necesito uno o dos libros antes de decidirme porque la serie es muy larga, son muchos libros y mucho tiempo que podría dedicar al tipo de novela romántica que realmente disfruto, la que tiene un final feliz al llegar a la última página y no alarga la relación durante más de cincuenta novelas.
Si no sois tan tiquismiquis como yo en estos aspectos y os gustan las novelas de intriga con un toque de romance o incluso la ciencia ficción, seguramente la serie os gustará porque bajo el nombre que sea, Roberts escribe de maravilla.
Por mi parte, espero contaros pronto qué me han parecido la segunda y la tercera novelas de la serie y sí continúo con mi propósito de leerla entera.

*Esta novela también se ha publicado en España bajo el título Una Muerte Desnuda

 

 

Isabel

Isabel

Nací en el Pais Vasco en junio de 1981, estudié Información y Comercialización Turística pero llevo más de doce años trabajando en el sector del comercio. Adicta a la lectura prácticamente desde que tengo uso de memoria, comencé a escribir artículos y críticas literarias animada por mis amigas.
Mis preferidas son las novelas románticas, me gustan casi todas las temáticas: contemporánea, histórica, paranormal, suspense... aunque también tengo algunas manías.
FacebookGoodreadsTwitterPinterest

  El corazón de un blog late más fuerte con cada comentario que recibe, ¿nos dejas el tuyo?    

Deja un comentario