Drama Queen – Elle Rush

Críticas 0 ★★★★½

Drama Queen – Elle Rush Drama Queen de Elle Rush
      Serie: Hollywood to Olympus #02
      Editorial: Liquid Silver
            Fecha de Publicación: 2014
            ISBN: 9781622101276
            Páginas/Tamaño: #
            Formato: eBook
      Genero: Contemporánea
            four-half-stars
All Romance  

Layla Andrews no es realmente una zorra... sólo hace de una en televisión. Durante los últimos 18 meses ha actuado como una también en la vida real mientras se ha visto obligada a vivir en libertad condicional por algo que no hizo. Ahora, la reina del Olimpo ha cumplido el tiempo de prueba y está lista para empezar a vivir de nuevo... pero se le ha olvidado cómo hacerlo.

Russ Vucovick, el cordinador de las escenas de acción de la serie, se ha sentido atraido por Layla desde la primera vez que la vio. Últimamente ha dislumbrado vistazos de un nuevo lado de la actriz, uno que la hace irrresistible. Pero al acercarse más a ella, descubre también más de lo que esconde bajo la máscara que presenta ante el mundo.

Mientras Layla y Russ intentan acostumbrarse a su nueva relación, sus familias, sus pasados y sus secretos son un obstaculo en cada paso del camino. ¿Podrán encontrar un real y duradero "felices para siempre" cuando estan rodeados de mentiras?


En febrero, después de leer Screen Idol, el primer libro de la serie Hollywood to Olympus (y el primero que yo leía de Elle Rush aunque ya tenía otros dos publicados), me gustó tanto que me quedé con muchas ganas de saber más acerca de los actores que protagonizan la serie de televisión Olympus, basada en la vida de los dioses de la mitología griega. Sin embargo cuando unos meses después Elle anunció el segundo libro para este verano, me decepcionó un poco que la protagonista fuera Layla Andrews (Hera) ya que es un personaje que resultaba bastante odioso. Pero según se acercaba la fecha de publicación y Elle iba dando nuevos datos sobre el libro en su web cada vez me iba atrayendo más la idea de Drama Queen, especialmente después de leer la sinopsis oficial que indicaba que Layla no era tan culpable como parecía; después llegaron un par de extractos y así, cuando finalmente llegó el 28 de julio, tenía tantas ganas de tenerlo que me dediqué cada pocas horas a ver si el libro ya estaba disponible (lo sé, soy un poco obsesiva) hasta que por fin lo tuve en mi ebook y empecé a leerlo con muchas ganas, sí, pero también con un poco miedo porque, de verdad, en Screen Idol odié a Layla con toda mi alma. Felizmente, unas pocas horas más tarde cuando terminé de leer el libro no sólo pude decir que me gustaba Layla sino que además Drama Queen me había gustado incluso más que Screen Idol.

 

Cuando todos los que te rodean están no solo dispuestos sino ansiosos por pensar lo peor de ti, llega un momento en que lo más fácil es rendirse y convertirte en la clase de persona que todos dan por sentado que eres y eso es lo que le ha pasado a Layla Andrews, la protagonista de Olympus. En realidad es una mujer fuerte e inteligente y sí, de vez en cuando un poco perra (aunque no tanto como todos dan por sentado y normalmente con buenos motivos) pero cuando intenta cambiar su imagen y que la vean cómo es en realidad, no es fácil; cada uno de sus gestos amables es visto con recelo e incredulidad.

Ahora que había recuperado su vida, tenía intención de volver poco a poco al mundo de las citas. Un tipo decente como Russ se suponía que era el objetivo final, no el punto de partida.

Aún así, poco a poco, va haciendo aliados y amigos; primero es Erin, su estilista, a quien ayuda a librarse de Jeremy, un ex-novio que se ha puesto violento y más tarde Russ, el ex-militar encargado de coordinar las escenas de acción de la serie.

Russ se ha sentido atraído por la exótica belleza de Layla desde que la conoció pero, como el resto de sus compañeros, tiene una pobre opinión de la actriz hasta que ve la amabilidad de Layla con Erin y cuando el ex-novio de esta última se vuelve una amenaza para Layla y pasa más tiempo con ella para protegerla va descubriendo cosas de su personalidad que le hacen darse cuenta de que hay mucho más debajo de la fachada y preguntarse si es posible que sea incluso más atractiva por dentro que por fuera.

Mientras Layla y Russ van intimando, el peligro de los ataques de Jeremy, la desaprobación del resto del reparto de Olympus e incluso sus familias no les ponen las cosas fáciles pero los finales felices no tienen porque estar reservados para la pequeña pantalla.

 

Como decía al principio me ha gustado mucho Layla, un personaje por el que es casi imposible no sentir pena; las circunstancias y los errores del pasado (aunque no tantos ni tan graves como podrían parecer) la han convertido en una mujer solitaria e incomprendida pero también en una persona fuerte y decidida que se merece una segunda oportunidad aunque nadie parezca muy dispuesto a dársela, ni siquiera su propia familia y eso que ellos no sólo deberían conocerla mejor si no que son parte del problema.

Sólo porque alguien haya hecho algo malo en el pasado no significa que puedas por sentada que van a hacer algo peor en el futuro. A veces se trata sólo de un error que se les ha ido de la mano.

También me gusta Russ; protector, atractivo, leal… aunque tiene una manera de ver lo que, según él, está bien o está mal, sin aceptar los términos medios y cómo las circunstancias pueden inclinar la balanza hacía un lado u otro, que en algún momento no me hubiera importado que Layla le mostrase lo perra que podría llegar a ser y le diese una patada en el trasero (por no decir en otro sitio donde duele más).

En cuanto al resto de personajes, para mi la que destaca es Erin, a quien por su amistad con Layla y su forma de ser divertida y agradable espero que volvamos a ver en nuevas entregas de la serie.
Además de Chris y Sydney volvemos a reencontrarnos con otros actores de Olympus a los que habíamos conocido en Screen Idol, como Nick y Sean (al que le cuesta un poco menos que a los demás ver el lado bueno de Layla y que con un poco de suerte será el próximo protagonista ya que le vemos embobado con una de las nuevas actrices de la serie, aunque sin éxito en sus intentos de ligar con ella) y, muy brevemente, con Benny el fotógrafo (y que tendrá su propia historia, corta, en un antología que se publica el 5 de agosto).

¿Qué más os puedo contar de Drama Queen? Es una novela inteligente, divertida, sexy, tiene un toque de peligro y me ha dejado con ganas de más de Hollywood to Olympus.

[shareaholic app=”share_buttons” id=”7535424″]

 

 

Elle Rush

Es una autora canadiense de Winnipeg, Manitoba. Cuando no está viajando, se dedica a escribir sus novelas contemporáneas que están ambientadas en distintas partes del mundo. Elle obtuvo una licenciatura en español y francé, aprobó por los pelos alemán y está empezando a aprender italiano y filipino, aunque suspendió poesía en todos los idiomas. También tiene una leve adicción al té, los libros de cocina y al canal de ciencia-ficción.

Isabel

Isabel

Nací en el Pais Vasco en junio de 1981, estudié Información y Comercialización Turística pero llevo más de doce años trabajando en el sector del comercio. Adicta a la lectura prácticamente desde que tengo uso de memoria, comencé a escribir artículos y críticas literarias animada por mis amigas.
Mis preferidas son las novelas románticas, me gustan casi todas las temáticas: contemporánea, histórica, paranormal, suspense... aunque también tengo algunas manías.
FacebookGoodreadsTwitterPinterest

  El corazón de un blog late más fuerte con cada comentario que recibe, ¿nos dejas el tuyo?    

Deja un comentario