El hostal de las ilusiones – Debbie Macomber

Críticas 4 ★★★★½

El hostal de las ilusiones – Debbie Macomber El hostal de las ilusiones de Debbie Macomber
      Título Original: The Inn at Rose Harbor (2012)
      Serie: Rose Harbor #01
      Editorial: Maeva
            Fecha de Publicación: 2015
            Páginas/Tamaño: 320
            Formato: eBook
      Genero: Narrativa
            four-half-stars
Amazon.es   Kindle (Es)  
Rota por el dolor desde la muerte de su marido Paul en Afganistán, Jo Marie Rose decide que la única forma de salir adelante es cambiar radicalmente de vida. Decide abandonar su ajetreado trabajo en un banco de Seattle y buscar un nuevo lugar para echar raíces. Y lo encuentra en un pequeño hostal en venta en el pintoresco pueblo de Cedar Cove. Tan pronto como cruza el umbral de la preciosa casa, encuentra una paz que hacía meses que no sentía. Y decide que hará cuanto esté en sus manos para transmitir esa paz a todos sus huéspedes.El primero es Josh Weaver, que regresa a Cedar Cove para despedirse de su padrastro enfermo. Al hostal también llega Abby Kincaid para acudir a la boda de su hermano. Un acontecimiento feliz al que sin embargo Abby teme por culpa de los amargos recuerdos que la persiguen desde que abandonó el pueblo hace casi veinte años.

El hostal de las ilusiones

El hostal de las ilusiones, de Debbie Macomber, es la primera novela de «Rose Harbor»la segunda serie de la autora ambientada en la ficticia población de Cedar Cove. Y es la novela de la que quiero hablaros hoy, porque me ha resultado muy blanca, amena y entretenida.

 

Cedar Cove es una pequeña población marinera cercana a Seattle. Desde la segunda llega a vivir a la primera Jo Mary, una treintañera viuda que acaba de comprar un hostal al borde del mar. Jo Mary ha perdido a su marido, militar, en Afganistán. Llevaban pocos meses casados. Decidida a cambiar de vida, no duda en trasladarse a Cedar Cove como propietaria de un hostal, algo que nunca antes se le habría pasado por la cabeza. Quizá allí empiece a poder recomponer, poco a poco, su corazón y alma heridos, y su vida entera.

Los primeros huéspedes que llegan a alojarse al hostal de Jo Mary son dos antiguos habitantes de Cedar Cove que llevan años sin pisar por allí. Por un lado, está Josh, quien se fue siendo un adolescente, y que ha regresado porque su padrastro se está muriendo. Y no es que lo sienta especialmente, pues él fue quien le echó de casa una vez murió su madre. Una vecina le ha avisado, y él solo quiere recoger algunos recuerdos de su madre y volver a olvidarse del pasado.

Por otro lado, está Abby. También ella se marchó siendo muy joven. Estudiaba en la universidad por aquel entonces, cuando ocurrió algo terrible que cambió su vida para siempre. Ahora ha vuelto para la boda de su hermano, pero pensar en salir a la calle y reencontrarse con las personas de su pasado, la aterra. Prevé que será un fin de semana horrible.

Pero las cosas casi nunca ocurren como imaginamos. Tampoco en este caso.

 

El hostal de las ilusiones es una novela muy previsible y sencilla. También es muy amena, agradable y bien intencionada. A mí me ha gustado. Aunque no sea el tipo de libro que me apetece leer siempre, porque resultaría muy cansino y simple, la verdad es que lo he leído del tirón y lo he disfrutado. Un poco de lectura amable de vez en cuando, viene muy bien, la verdad.

El personaje de Jo Mary será el hilo conductor de la serie que comienza con esta novela. Iremos descubriendo más cosas de ella, de su pasado y acompañándola en un futuro que ya de alguna manera la autora nos deja adivinar.

El hostal de las ilusiones al tiempo que nos presenta a Jo Mary y nos muestra el inicio de su historia, nos cuenta dos historias más, estas sí, con principio y final en el mismo libro; la de Abby y la de Josh.

En resumen; El hostal de las ilusiones es una novela sin pretensiones, con una trama sencilla en la que, aunque adivinemos casi todo lo que ocurrirá, en realidad es lo de menos, porque se disfruta suficientemente de la narración, más que de la intriga de qué ocurrirá. Es una buena lectura para días depres, épocas de bajón y malos momentos. Nos muestra que en la vida todo puede mejorar y cambiar, y aunque lo hace de un modo que puede resultar un poco infantil o demasiado blanco, pues oye, lo cierto es que te hace sentir bien. Y eso, en ocasiones, se agradece.

A mí me ha gustado y la recomiendo. Eso sí, siempre teniendo claro lo que tienes entre manos; una novela de buenos sentimientos, positiva y amena. Sin ninguna otra pretensión que la de hacer pasar un rato amable al lector.

 

El hostal de las ilusiones ~ Debbie Macomber

 

 

Marhya

Marhya

Me llamo María pero en el mundo online se me conoce más como Marhya. Desde hace más de siete años escribo el blog En Mil Batallas como dice su sobrenombre un blog de "cocina, literatura y otras aventuras". Ahora acompañaré a mi hermana en esta aventura escribiendo críticas de las novelas que vaya leyendo y algunos artículos tanto objetivos como de opinión sobre diversas cuestiones relacionadas con el mundo literario.

4 Comentarios en “El hostal de las ilusiones – Debbie Macomber”

  1. Elizabeth Urian

    Pues la verdad es que hemos pensado en comprarla en más de una ocasión,; tanto la una como la otra, pero siempre se meten por delante otras lecturas.
    Sin embargo, disfrutamos de estas lecturas; no tanto como desearíamos. Y es que, al fin y al cabo, son de las que entran bien.
    Además, tenemos un par de Bebbie por casa y ambas son como dices.
    Al final la leeremos.

    Muchas gracias por la valoración, Marhya.

  2. Sandra M

    Hola Marhya!!
    De esta autora he leído varios libros, más que nada de la serie anterior que comentas, pero la verdad es que la tengo a la mitad, tengo que seguir leyéndolos. Desconocía completamente que había sacado nueva serie, así que apuntada queda también, que a mí me gusta mucho cómo escribe 🙂
    Gracias por la reseña!
    Besos :33

  3. Marhya

    A mi me ha intrigado mucho la serie pasada, porque aparece de refilón algún personaje que se adivina que fu protagonista de la anterior.
    Besos.

  El corazón de un blog late más fuerte con cada comentario que recibe, ¿nos dejas el tuyo?    

Deja un comentario