Érase una vez en Londres – Laura Maqueda

Críticas 10 ★★★★

Érase una vez en Londres – Laura Maqueda Erase una vez en Londres de Laura Maqueda
      Editorial: Phoebe
            Fecha de Publicación: junio 2016
            ISBN: 978-8416331628
            Páginas/Tamaño: 280
      Genero: Contemporánea
            four-stars
Amazon.es   Kindle (Es)  
¿Puede el modelo más famoso del mundo enamorarse de una chica corriente?

Desesperada, angustiada, perdida en mitad de un aeropuerto en un país extranjero… y estafada. Así se siente Miriam cuando aterriza en Londres y descubre que la empresa que le había prometido un trabajo la ha engañado y se ha quedado con su dinero. Perdida en una ciudad que no conoce y con apenas unas libras en el bolsillo, Miriam deberá buscar urgentemente una solución a sus problemas. Lo que no espera es encontrarse con un elegante, desconocido y guapísimo hombre, que se presentará como su salvador al ofrecerle su casa de manera desinteresada mientras ella busca un nuevo trabajo.

Miriam no puede sospechar que su casero, además de ser una belleza, es el modelo más reconocido del momento y que, además de hospedarla en su casa, está también dispuesto a abrirle su corazón… si es que la convivencia con una alocada española se lo permite.

Érase una vez en Londres

Érase una vez en Londres es una entretenida novela de la sevillana Laura Maqueda y publicada por Phoebe a mediados de junio.

Lo primero que me atrajo de la novela fueron la portada y el título. ¿No os llama la atención lo de Érase una vez en Londres y os hace preguntarnos qué tipo de historia cuenta,  si será algún cuento de hadas moderno? A mí desde luego sí y al leer la sinopsis ya fue cuando dije: “Decidido, tengo que leerlo”.

 

Los británicos solo mostráis afecto a perros y a caballos. Es una verdad universal.

 

Miriam Blasco es una joven profesora de veintiséis años quien, ante la dificultad de encontrar un trabajo en España –y siendo la mayor de seis hermanos, en una familia en la que su padre también está desempleado–, se ha tenido que plantear buscarse la vida fuera de nuestras fronteras. Después de pagar durante meses a una agencia especializada en ayudar a sus clientes a encontrar trabajo en otros países, por fin ha tenido suerte y la han contratado en un hotel al norte de Londres.

Conocemos a Miriam cuando acaba de aterrizar en el aeropuerto de Heathrow, llena de ilusión y esperanza por la nueva vida que va a emprender. Poco imagina que Londres va a cambiar su vida, sí, pero no como ella imaginaba ya que, tras esperar en vano que alguien del hotel vaya a recogerla al aeropuerto e intentar contactar con la agencia por teléfono sin ningún resultado, se da cuenta de que la han timado; la agencia se ha quedado con su dinero y ella se encuentra en Londres sin trabajo, sin un lugar donde hospedarse y casi sin dinero. Miriam tiene dos opciones: volver a casa sintiéndose una fracasada o quedarse en Londres e intentar salir adelante como pueda.

Sea cual sea la decisión, lo primero que necesita es un lugar donde pasar la noche así que coge el metro para dirigirse a Picadilly, donde espera encontrar algún hostal o albergue barato. Sin embargo la mala suerte parece haberse cebado con ella y acaba en uno de los barrios más pijos donde es poco probable que encuentre el alojamiento que necesita y, para colmo de males, empieza a llover. Pero cuando Miriam se refugia en una cafetería, su suerte comienza a cambiar.

Julian no puede evitar fijarse en la joven sentada en una mesa de la cafetería,  hablando consigo misma y soltando maldiciones. De hecho, ya se había fijado en ella unas horas antes, en el aeropuerto. Cuando se sienta junto a ella y consigue que ella le cuente su historia, le ofrece una habitación en su casa sin imaginar que la española va a poner su vida patas arriba.

Muy franca y un poco escandalosa, la forma tan natural que tiene Miriam de hablar con él –y es que la pobre no tiene ni idea de que está viviendo con una famoso modelo hasta que estando en el metro, ve un poster enorme de él luciendo nada más que unos calzoncillos que apenas dejan nada a la imaginación–, supone un soplo de aire de fresco para Julian que cada día espera con más ganas que ella vuelva a casa tras pasar el día buscando trabajo. Y aunque entre conversaciones alegres y amistosas cada vez se hace más evidente que los dos se sienten atraídos, Julian no puede estar enamorándose de ella ¿o sí?

 

—Sabes cómo prender la llama del deseo en un frío británico como yo, española.

 

Creo que viendo un poco de qué va la historia ya os hacéis una idea de que Érase una vez en Londres es una novela entretenida, divertida y romántica.

Se trata de una lectura ligera que a mí me duró poco más de 2 horas ya que además de tener menos de 300 páginas, la narración es ágil –con las suficientes descripciones para que veamos a los personajes y sintamos el ambiente londinense pero sin hacerse pesadas, lo que ralentizaría la lectura– y los diálogos muy fluidos.

Los dos personajes protagonistas de Érase una vez en Londres están muy bien perfilados.

Aunque por suerte mi situación laboral no se parece en nada a la de la protagonista, me ha resultado muy sencillo empatizar con Miriam y me ha encantado su carácter ya que se trata de una joven inteligente, divertida, valiente, amistosa… Un poco inconsciente, por haberse atrevido a aceptar la invitación de Julian aunque entiendo la desesperación o impotencia que le han llevado a hacerlo a pesar de ser una temeridad, ¿qué haríamos nosotras en semejantes circunstancias?

Julian el 90% del tiempo me ha gustado por su amabilidad, cortesía, inteligencia, su paciencia cuando se encuentra no con una española en su casa si no dos cuando la hermana de Miriam se presenta allí por sorpresa. Y el 10% restante le hubiera dado un buen coscorrón mientras le decía “Tío, decídete, espabila y échale un par”, aunque no voy a contaros el por qué para no desvelar de más.

El elenco de secundarios es pequeño pero también bueno, con dos personajes que destacan sobre los demás.

Por una parte Daniel, un joven inglés que trabaja en un pub y que se convierte en un buen amigo para Miriam –aunque parece interesado en algo más que la amistad–. Y por otra, Carol, la impulsiva y graciosa hermana pequeña de Miriam.

Los hombres somos imbéciles por naturaleza y hasta que una mujer no nos dice que está enamorada, ni siquiera lo sospechamos.Como os decía los diálogos son fluidos y me han gustado mucho las conversaciones tanto entre Julian y Miriam como las que tiene ésta con su hermana o con Daniel. 

La ambientación es muy buena y a lo largo de Érase una vez en Londres vamos descubriendo las calles y los barrios londinenses mientras acompañamos a Miriam en su búsqueda de empleo pero también en sus ratos más ociosos.

Me ha parecido que en general Laura Maqueda hace un gran trabajo mezclando fantasía y realidad.

La triste realidad de tener que dejar tu país además de la caradura –por no usar una palabra más fuerte– de los que se aprovechan de la desesperación de los demás y la gente que encuentra Miriam en su periplo –que incluye ingleses amables como Julian y Daniel, pero también los del “española, vuelve a tu país” y, por supuesto, otros españoles que se ganan la vida en Londres como pueden– y la fantasía de conocer y enamorarse de un hombre como Julian.

El detalle que no me ha parecido muy real ¿o debería decir coherente?, es el viaje de Carol a Londres. Porque sí, me ha gustado su personaje y su presencia aporta bastante a la historia, pero si al principio de Érase una vez en Londres nos dicen que  pagar el billete de ida a Londres de Miriam ha supuesto un sacrificio para la familia Blasco, ¿cómo es que una estudiante de veinte años puede permitirse presentarse en Londres así por las buenas?

Fuera de eso y los momentos coscorrón con Julian, Érase una vez en Londres me ha gustado y en cuanto pueda leeré algo más de Laura Maqueda –hace unos meses publicó Una nueva oportunidad con Selección RNR– porque me ha parecido un autora a tener en cuenta.

La vida no es una película de amor ni tampoco una novela romántica. La vida son hechos, y él tenía que buscar el suyo, el que hablara por él.Por cierto, que yo no soy de las que piensa que siempre tiene que haber un epílogo que nos diga cómo es el futuro de la pareja protagonista pero sí que los suelos agradecer y el epílogo de Érase una vez en Londres me ha encantado.

Y un dato para quienes seáis cinéfilo/as.  Cada capítulo de Érase una vez en Londres lleva el título de una película y comienza con alguna frase o dialogo de la peli que va perfecto con lo que vamos a encontrar en el capítulo.

En definitiva, si os gusta el romance actual y buscáis una lectura ligera, Érase una vez en Londres es una buena lectura para acompañaros este verano.

Contadme, ¿os apetece leer Érase una vez en Londres o lo habéis hecho ya? ¿Habéis leído Una nueva oportunidad o alguno de los libros que ha publicado como Laura M. Galan?

 

Érase una vez en Londres ~ Laura Maqueda

 

 

Laura Maqueda

Nació en Sevilla, donde reside en la actualidad. Es diplomada en Magisterio en la especialidad de Educación Infantil y desde muy joven comenzó a demostrar su pasión por la escritura creando pequeñas historias en foros literarios.

Animada por la insistencia de su mejor amiga, decidió contactar con el mundo editorial, y en 2015 su primera novela vio la luz. Su pasión es la novela romántica histórica, pero actualmente la contemporánea centra la temática de sus escritos.

Isabel

Isabel

Nací en el Pais Vasco en junio de 1981, estudié Información y Comercialización Turística pero llevo más de doce años trabajando en el sector del comercio. Adicta a la lectura prácticamente desde que tengo uso de memoria, comencé a escribir artículos y críticas literarias animada por mis amigas.
Mis preferidas son las novelas románticas, me gustan casi todas las temáticas: contemporánea, histórica, paranormal, suspense... aunque también tengo algunas manías.
FacebookGoodreadsTwitterPinterest

10 Comentarios en “Érase una vez en Londres – Laura Maqueda”

  1. Samantha

    Hola Isa!
    Esta ya la tengo en la lista de pendientes desde que oí de su publicación y me llamó la atención. Parece ideal para estos días, así que no creo que tarde en cojerla 😉
    Un beso, guapa!

  2. Sandra M

    Hola guapa!!
    Lo tengo ahí en la tables esperándome, así que espero que caigo uno de estos días, más que nada porque creo que este libro podría gustarme 😀
    Gracias por la reseña!
    Besos <3

  3. Vero

    Hola Isa 🙂
    Pues no estaba muy convencida al principio y con la cantidad de lecturas que tenía programadas la dejé de lado a la espera de ver que iba opinando la gente, supongo que la terminaré leyendo, en uno de esos momentos en que se necesite “un algo ligerito y gracioso” para intercalar XD

    Besinos ;-**

  El corazón de un blog late más fuerte con cada comentario que recibe, ¿nos dejas el tuyo?    

Deja un comentario