My Kind of Wonderful – Jill Shalvis

Críticas 6 ★★★★½

My Kind of Wonderful – Jill Shalvis My Kind of Wonderful de Jill Shalvis
      Serie: Cedar Ridge #02
      Editorial: Grand Central Publishing
            Fecha de Publicación: dic 2015
            ISBN: 978-1455586783
            Páginas/Tamaño: 368
            Formato: eBook
      Genero: Contemporánea
            four-half-stars
Amazon.es   Kindle (Es)   Book Depository   Amazon.com
Bailey Moore tiene una agenda: esquiar en las Montañas Rocosas, explorar los castillos en Europa, bailes de salón en Argentina. Ahora que la vida le ha dado una segunda oportunidad, está decidida a no perderse nada. Lo que no sabe es que el primer punto de su lista viene con un dios del esquí de más de metro ochenta tan atractivo como para derretir un casquete polar. Tampoco quiere perderse la oportunidad de estar con él, pero Hudson Kincaid no es el tipo de hombre para amar y tirar. Y por mucho que Cedar Ridge sea un lugar precioso, no está planeando quedarse.
Como jefe de la patrulla de esquí en el centro turístico de su familia, Hud cree que ya lo ha visto todo. Pero nunca se ha encontrado a alguien como Bailey. Puede que parezca delicada pero tiene el carácter de un torbellino. Y su alegría contagiosa despierta en su interior algo que no había sentido en mucho tiempo. Ahora sólo tiene que convencer a Bailey de que le dé una oportunidad a una aventura aún mayor… algo único y completamente maravilloso.

My Kind of Wonderful

My Kind of Wonderful es la segunda entrega de la divertida serie «Cedar Ridge» de Jill Shalvis.

Creo que os he contado ya en varias ocasiones que Shalvis es una autora que me gusta mucho. Es fácil empatizar con sus personajes, se le da muy bien escribir sobre las relaciones familiares, describir el ambiente de las ciudades pequeñas y, además, tiene un sentido del humor que me encanta.

 

My Kind of Wondeful (UK)Cedar Ridge -una pequeña ciudad situada en las montañas de Colorado-, es el hogar de los hermanos Kincaid, cinco hermanos de tres madres diferentes. Por una parte Gray y Aidan, luego los gemelos Hudson y Jacob, y por último Kenna, la única chica de la familia. Los Kincaid son dueños de un centro turístico con pistas de esquí que no está pasando por su mejor momento debido a las deudas que dejó su padre.

Hudson es el encargado de las patrullas de esquí. Una mañana, cuando se está tomando un descanso, recibe una llamada avisándole de que hay alguien en apuros en una de las cimas más peligrosas de la montaña. Se trata de Bailey Moore, una joven alegre y atractiva.

Tras ayudar a Bailey a llegar a un lugar seguro, Hudson no esperaba volver a verla. Sin embargo, se la encuentra horas más tarde en la residencia de su madre, Carrie. Bailey es diseñadora gráfica y Carrie quiere contratarla para que haga un mural en el Centro Turístico. También Bailey se sorprende al volver a ver a Hudson pues la forma de hablar de Carrie le había hecho pensar que sus hijos eran niños pequeños.

Hud no está de acuerdo con la idea del mural, entre otras cosas, porque le parece un gasto innecesario. Y aunque Bailey se ofrece a hacerlo gratis, tenerla cerca durante un par de meses es una distracción que tampoco necesita.

A pesar de la negativa de Hudson, a Bailey le entusiasma la idea del mural, por ella misma y también por Carrie así que unos días después se dirige de nuevo a Cedar Ridge donde a Hudson no le queda más remedio que aceptar su presencia ya que a sus hermanos y especialmente a las mujeres, les encanta el proyecto.

Una vez que Bailey comienza a pasar los fines de semana en Cedar Ridge, a Hudson le cuesta mantenerse apartado de ella y pronto ambos caen en la tentación, aunque se dicen a sí mismos que lo suyo será sólo cosa de una noche. ¿Cómo podría ser algo más cuando Bailey tiene una lista de cosas que hacer y lugares que visitar lejos de allí y Hudson tiene responsabilidades en Cedar Ridge que no puede abandonar?

 

My Kind of Wonderful me ha gustado muchísimo, desde la primera página hasta la última. La primera entrega de la serie, Second Chance Summer, también me gustó pero con esta he disfrutado mucho más.

Como os decía al principio, una de las características de las novelas de Jill Shalvis es el sentido del humor y My Kind of Wonderful tiene momentos muy divertidos, aunque no todo son carcajadas a lo largo de la novela.

Bailey y Hudson tiene mucha química desde el primer encuentro y me han encantado como pareja.

—Es mi turno de hacer una pregunta.
Vaya hombre.
—¿No te da miedo que eso demuestre un interés personal?
Su sonrisa fue un tanto maliciosa.
—Ya te he metido la lengua hasta la garganta. Estoy seguro de que ya he expresado un interés personal.

Bailey parece estar por fin en remisión tras haber tenido cáncer desde que estaba en colegio y ahora quiere disfrutar por fin de la vida. Es inteligente, es divertida, trabajadora y está poniendo a prueba sus alas después de haber estado tanto tiempo sobreprotegida por su madre y por su ex.

Me ha gustado como trata Shalvis el tema de la enfermedad de Bailey porque ni se lo toma a la ligera, ni cae en el dramatismo, para mí ha encontrado el equilibrio perfecto. Aunque si alguien lo ha vivido más de cerca, puede que lea My Kind of Wonderful desde otra perspectiva y no lo vea así, no lo sé.

El cáncer ha sido algo importante que ha definido la vida de Bailey durante años, en cierta manera lo sigue haciendo porque el verse por fin libre de la amenaza (o casi, porque todavía tiene que pasar pruebas y revisiones médicas) es lo que la motiva para querer disfrutar de la vida, aceptar riesgos, etc. Pero aunque el cáncer haya definido su vida, no la define a ella como persona, no sé si me explico.

La vida de Hudson no ha sido tampoco un camino de rosas.  Prácticamente él y su gemelo, Jacob, se criaron solos porque Carrie nunca ha estado muy bien y eran ellos quienes cuidaban de su madre. Al menos, fue así hasta que Char (la madre de Gray y Aidan) los acogió como si fueran suyos y se encargó también de que Carrie estuviera bien cuidada.  Por eso, Hudson siente que tiene una deuda y se esfuerza al máximo por ayudar a sus hermanos a sacar adelante el negocio familiar. El único con el que no tiene casi relación es precisamente con su gemelo y es que a los dieciocho años ambos tuvieron una fuerte discusión y desde que Jacob se marchó para unirse al ejército, apenas si ha tenido noticias suyas, algo de que lo Hud se culpa.

Hudson es un hombre intenso y complicado. Es inteligente, fuerte, trabajador y muy atractivo. Además de su participación en el negocio familiar, también trabaja como policía en la pequeña ciudad y casi no tiene ni un momento libre, pero una vez que conoce a Bailey y aunque al principio se resiste, está deseando poder pasar esos pocos momentos libres con ella. La verdad es que Hud es un tiarrón, pero un tiarrón adorable, se me caía la baba con él.

Por supuesto en My Kind of Wonderful tenemos al resto de la familia Kincaid como secundarios. Secundarios de lujo, diría yo, porque me encantan.

Por un parte tenemos a la pareja ya casada, Gray y Penny (ella es mi favorita de las mujeres de la familia) y Jill Shalvis me ha dado una alegría diciendo hace poco que le gustaría escribir una novela corta sobre ellos.  También a Aidan y Lily, protagonistas de Second Chance Summer. Y Kenna, la hermana pequeña, de la que en esta novela hemos sabido un poco más.

Aidan sonrió de oreja a oreja mientras sacaba unos slips de la marca Big Dog en un color rojo sirena. En la bragueta se leía “peligro de asfixia”.

Las interacciones entre los hermanos son geniales. Se pueden tomar el pelo sin piedad (y lo hacen muy a menudo) pero cuando es necesario se apoyan a muerte.

Creo que poco más puedo deciros de My Kind of Wonderful salvo repetir, una vez más, que me ha gustado muchísimo.

Tengo muchas ganas de que llegue marzo, cuando sale Nobody But You, la tercera entrega de la serie que corresponde a la historia de Jacob y de la que ya hemos tenido un adelanto al final de My Kind of Wonderful.

Por cierto, una vez más me quedo sin ninguna duda con la portada de Estados Unidos porque la de Inglaterra me recuerda más a un libro de cuentos infantiles que a novela romántica.

 

My Kind of Wonderful - Jill Shalvis

 

 

Isabel

Isabel

Nací en el Pais Vasco en junio de 1981, estudié Información y Comercialización Turística pero llevo más de doce años trabajando en el sector del comercio. Adicta a la lectura prácticamente desde que tengo uso de memoria, comencé a escribir artículos y críticas literarias animada por mis amigas.
Mis preferidas son las novelas románticas, me gustan casi todas las temáticas: contemporánea, histórica, paranormal, suspense... aunque también tengo algunas manías.
FacebookGoodreadsTwitterPinterest

6 Comentarios en “My Kind of Wonderful – Jill Shalvis”

  1. Sandra M

    Hola!!
    Pues como siempre os digo, qué suerte que podáis leer en inglés!!
    Yo de esta autora he leído muy poco, pero sí que me gusta cómo escribe. Me dejo anotada esta serie, espero que en algún momento la traduzcan. Las frases me han gustado mucho, el libro, como dices tiene que estar bastante bien y con humor! 😀
    Besos! <3

    • Isabel

      jajaja, es que desde el primer libro los hermanos tienen una apuesta y no veas la ropa interior que se regalan unos a otros como reto… Es una de las cosas que más me gustan de Shalvis, su humor.
      Besos

  2. Vero

    Veeenga, me has convencido y eso que reculo con los libros en inglés eh? pero poco a poco voy cogiendo ritmo y luego están las reseñas que me ponen los dientes largos. Me voy a apuntar el primero de la serie 🙂
    Gracias por el descubrimiento.

    Besinos ;-*

    • Isabel

      Vero, espero que te gusten, a mí es una autora que me encanta, aunque  de esta serie  este me ha gustado más que el primero. Besos

  El corazón de un blog late más fuerte con cada comentario que recibe, ¿nos dejas el tuyo?    

Deja un comentario