No hay cuervos – John Hart

Críticas 2 ★★★★★

No hay cuervos – John Hart No hay cuervos de John Hart
      Título Original: The Last Child (2009)
      Editorial: Pamies
            Fecha de Publicación: 2014
            ISBN: 978-8415433941
            Páginas/Tamaño: 483
            Formato: eBook
      Genero: Novela negra
            five-stars
Amazon.es   Kindle (Es)  
Con trece años, Johnny Merrimon tiene que enfrentarse a situaciones que ningún chico de su edad debería afrontar. En el año transcurrido desde la desaparición de su hermana melliza, Alyssa, su mundo se ha venido abajo: su padre les ha dejado y su frágil madre se encuentra inmersa en una espiral de autodestrucción. Pero Johnny se mantiene fuerte. Provisto de un mapa un mapa, una bicicleta y una linterna, acecha a todo hombre fichado por abusos en el Condado de Raven. La policía puede que haya renunciado a encontrar a Alyssa, pero él nunca lo hará. Alguien, en algún lugar, sabe algo y lo está ocultando... Solo una persona se preocupa por Johnny: el detective Clyde Hunt, que comparte su obsesión por el caso. Pero cuando el chico es testigo del atropello y muerte de un motociclista, e insiste en que la víctima fue asesinada porque había encontrado a Alyssa, incluso Hunt cree que ha perdido la cabeza. Entonces otra niña desaparece... y un exconvicto misterioso y gigante, que parece psíquicamente perturbado, llega a su pueblo repitiendo como un mantra: «No hay cuervos, no hay cuervos...» y le cuenta a Johnny una historia de violencia que se remonta a cien años atrás...

No hay cuervos

No hay cuervos, de John Hart es la última novela que he leído y de la que os quiero hablar hoy. Se trata de una novela negra publicada en la colección La Huella, de editorial Pamiès, imprescindible para los amantes del género. Una lectura inquietante y adictiva que me ha tenido en vilo los dos días que he tardado en leer sus casi 450 páginas.

 

Alyssa Merrimon desapareció un día al volver a casa de la biblioteca. Tenía 12 años. Un año después, no hay más indicios de su paradero que el primer día. Todos parecen haber perdido la esperanza de encontrarla con vida, pero no es el caso de su hermano mellizo, Johnny. Johnny está empeñado en encontrarla y no parará hasta hacerlo. Sabe que cuando todos se rinden, él es la única esperanza de su hermana. Él no la abandonará, y para encontrarla hará lo que tenga que hacer. Aunque eso implique poner su vida en peligro. Aunque para hacerlo tenga que escaparse de casa por las noches, faltar al colegio por el día, conducir sin que le descubra al policía, vigilar las casas de los pedófilos fichados del Condado de Raven en el que vive… y todo lo que haga falta. No puede abandonar a su hermana; la encontrará.

Cuando Alyssa despareció, Johnny no perdió solamente a su hermana, perdió a toda su familia. Pocas semanas después su padre se marchó de casa, incapaz de afrontar la culpa de no haber ido a recoger a su hija el día en que desapareció, como habían acordado. Y su madre ya no es más que una muerta en vida, que trata de anestesiar el dolor de la pérdida y la angustia por saber qué ha sido de su niña con alcohol y drogas.

Sin embargo, Johnny no es el único que está obsesionado con encontrar a Alyssa. El detective asignado al caso, Clyde Hunt, tampoco se da por vencido, aunque en su caso teme que la niña esté muerta casi desde el primer momento. Pero viva o muerta, su implicación  y obsesión en su búsqueda es tal que de algún modo ha arruinado su vida familiar. Y aunque lo sabe, no puede dejar de empeñarse en la búsqueda de la pequeña.

 

¿Te gusta la novela negra? Entonces no tengo dudas de que No hay cuervos te atrapará. Porque tiene todo para hacerte disfrutar y padecer. Porque la trama te atrapa desde el principio y no te da tregua, no te deja adivinar realmente qué caminos y giros tomará a lo largo de toda la novela. Porque la narración es envolvente, te lleva al lugar en el que todo ocurre, te hace sentir allí, lograr atarte a los personajes; empatizar con algunos, odiar a otros, poner bajo sospecha a los demás allá, intrigarte por unos, sentir desprecio y aversión hacia otros… Y no se puede pedir más. O yo no pido más.

Quiero señalar que No hay cuervos puede resultar angustiosa y dolorosa en ocasiones. Estamos hablando de niños desaparecidos. Creo que no hace falta añadir nada más. Y no, no es una novela morbosa que se cebe de forma explícita en cuestiones deleznables. Pero están ahí y es la propia imaginación del lector la que le puede atenazar el alma en ocasiones.

No voy a entrar en más detalles. No quiero estropearte su lectura si te animas con No hay cuervos. Disfruta/padece/intrígate en cada línea, como lo he hecho yo. Si te gusta la novela negra, creo que te parecerá una gran lectura.

 

No hay cuervos - John Hart

 

 

Marhya

Marhya

Me llamo María pero en el mundo online se me conoce más como Marhya. Desde hace más de siete años escribo el blog En Mil Batallas como dice su sobrenombre un blog de "cocina, literatura y otras aventuras". Ahora acompañaré a mi hermana en esta aventura escribiendo críticas de las novelas que vaya leyendo y algunos artículos tanto objetivos como de opinión sobre diversas cuestiones relacionadas con el mundo literario.

2 Comentarios en “No hay cuervos – John Hart”

  1. Solita

    Desde el año pasado me he obsesionado un poco con esto de la novelas negra buscando nuevos títulos y nuevos autores, y si la recomiendas entonces queda apuntada.
    Saludos

  El corazón de un blog late más fuerte con cada comentario que recibe, ¿nos dejas el tuyo?    

Deja un comentario