Purity in Death – J.D. Robb

Críticas 2 ★★★★½

Purity in Death – J.D. Robb Purity in Death de J.D. Robb
      Serie: In Death #15
      Editorial: Berkley
            Fecha de Publicación: 2002
            ISBN: 978-0425186305
            Páginas/Tamaño: 368
            Formato: eBook
      Genero: Acción y suspense
            four-half-stars
Amazon.es   Kindle (Es)   Kindle (USA) 
Louie Cogburn había pasado tres días encerrado en su apartamento mirando a la pantalla de su ordenador. Su palpitante dolor de cabeza era insoportable, era como tener clavos perforándole el cerebro.

Y fue empeorando. Por último, cuando alguien llamó a la puerta, Louie cogió un bate de béisbol, abrió la puerta y comenzó a golpear...

El primer policía en llegar al lugar disparó su aturdidor dos veces. Louie murió al instante. La detective Eve Dallas se ha hecho cargo de la investigación, pero a primera vista no hay nada que pueda explicar el súbito ataque de rabia o la instantánea muerte. La única pista es un extraño mensaje dejado en la pantalla del ordenador.

PUREZA ABSOLUTA CONSEGUIDA

Y cuando un segundo hombre muere en circunstancias similares, Eve comienza a devanarse los sesos en busca de respuestas y el coraje para hacer frente a lo imposible… que podría tratarse de un virus informático capaz de trasmitirse de máquinas a humanos. 

Purity in Death

Purity in Death es la decimoquinta novela de la serie «In Death» de J.D. Robb, una saga que cómo os contado en varias ocasiones, estoy disfrutando muchísimo y cada día me tiene más enganchada.

Quién me lo iba a decir hace unos meses cuando me ponía leer esta serie como reto o propósito literario para este año y me daba miedo que no me gustaran los libros por lo que acabaría dejándolo sin cumplir. Al final ha sido todo lo contrario, me gustan tanto que ya he cumplido el  75% del reto (aunque voy subiendo las reseñas poco a poco para no aburriros, ya he leído hasta el número 19 de la serie).

Este Purity in Death, sin ser uno de mis favoritos, me ha gustado mucho.

 

Estamos en julio de 2059 y la ciudad de Nueva York está pasando por una brutal ola de calor que tiene a la mayor parte de la población alterada lo que ha hecho subir el índice de criminalidad. La Teniente Eve Dallas se encuentra ante su escritorio encargándose del papeleo e intentando retrasar el fin de su jornada laboral ya que se espera que acuda a una cena elegante con su marido, el multimillonario irlandés, Roarke, y Eve odia esa clase de reuniones.

Una llamada de teléfono le da la excusa perfecta para escaquearse de la cena. Quien llama es el oficial Trueheart, un joven policía con el que Eve ha trabajado en un par de casos y quien le dice, bastante asustado, que al acudir a una llamada de socorro y sin saber muy bien cómo es posible, ha matado a un hombre. A pesar de que el oficial no ha cumplido el protocolo al contactar con ella directamente, Eve se dispone a ayudarle y a esclarecer lo ocurrido.

Eve llega al lugar acompañada de su ayudante, Peabody. Escuchar la explicación de Trueheart, revisar la escena y hablar con varios testigos, en lugar de esclarecer el asunto, deja a las dos mujeres más confundidas. El hombre al que ha matado el  joven policía era Cogburn, un camello de poca monta que traficaba principalmente entre niños y adolescentes; un hombre que nunca había mostrado signos de ser violento y sin embargo ha matado a golpes su vecino y atacado a la pareja de éste. Tampoco hay explicación para que el aturdidor de Trueheart (el arma que utilizan los polis de la época ya que hace años que se prohibieron las pistolas) y que estaba en modo bajo, le haya matado. Lo único que parece fuera de lugar en la escena es el mensaje que aparece en la pantalla del ordenador “Pureza Absoluta Conseguida”.

Cuando el forense examina el cadáver de Cogburn, descubre que su cerebro se había hinchado tanto que acabó explotando, aunque no parece haber ninguna señal de un tumor, virus o enfermedad que lo haya causado.

La cosa se complica cuando uno de los técnicos que examinaba el ordenador de Cogburn empieza a mostrar los mismos síntomas, volviéndose loco y atacando a los policías que le rodean, especialmente a su Capitán Feeney y a McNab. Y cuando otro delincuente, un conocido pedófilo, aparece muerto con el mismo mensaje en la pantalla de su ordenador.

Eve sólo tiene dos cosas claras: alguien parece estar tomándose la justicia por su mano y, por extraño que parezca, el arma del crimen parece ser un ordenador.

 

La investigación policial que encontramos en Purity in Death puede que no sea la más emocionante de la serie pero sin duda es una de las más interesantes por lo rara. Desde luego es la que más ha hecho dar vueltas a Eve, que ha necesitado un amplio equipo de colaboradores para resolver el caso.  A mí me ha hecho muchísima gracia que cuando Eve dice que está convencida de que el ordenador es el arma del crimen, Feeney le responde que “eso es basura de ciencia-ficción”. 

En esta investigación hemos visto dos caras de Eve y las dos me han encantado. Por una parte, hemos visto una Eve más amable –a pesar de esforzarse en no mostrarlo demasiado- que hace todo lo que puede para ayudar y proteger a Trueheart; ¡incluso se ha mostrado amistosa y amable con McNab!. Por otra, la hemos visto patear traseros a diestro y siniestro, incluso con algunas personas de autoridad que pretendía decirle cómo hacer las cosas. Esta segunda es una de las facetas de Eve que más me gustan.

Una de las cosas que me han encantado de Purity in Death es que hayan reaparecido tantos personajes secundarios que no son tan habituales. Por una parte Trueheart, por supuesto, un joven que en sus apariciones hasta ahora me ha gustado mucho. Webster, el detective de Asuntos Internos a quien Eve le pide que se encargue personalmente del caso de Truehart. Baxter, un detective del precinto en que trabajan Eve, Peabody y compañía y a quien hemos visto en varias ocasiones tomando el pelo a Eve, y que en este caso les ayuda con la investigación. Y el joven Jamie, el adolescente a quien conocimos en Solemne Ante La Muerte –la quinta entrega de la serie-, un personaje que me gustó y que además, como el chaval quiere ser policía y  es un genio con la electrónica, me parecía que tenía bastantes probabilidades de reaparecer aunque hasta ahora no lo había hecho salvo por una breve mención en Conspiración Ante La Muerte.

En el plano romántico,  Eve y Roarke se dan cuentan de que tienen puntos de vista muy diferentes en algunos asuntos importantes, lo que causa alguna tensión; aunque como le dice la doctora Mira, eso es normal e incluso sano en una pareja. A mí incluso cuando discuten me encanta la relación de Roarke yEve. Por su parte, la relación de  Peabody y McNab ha pasado por alguna complicación pero también han compartido momentos muy bonitos.

Como veis, Purity in Death me ha gustado mucho aunque no está en mi Top 5 de favoritos de J.D. Robb

 

Purity in Death - J.D. Robb

 

Isabel

Isabel

Nací en el Pais Vasco en junio de 1981, estudié Información y Comercialización Turística pero llevo más de doce años trabajando en el sector del comercio. Adicta a la lectura prácticamente desde que tengo uso de memoria, comencé a escribir artículos y críticas literarias animada por mis amigas.
Mis preferidas son las novelas románticas, me gustan casi todas las temáticas: contemporánea, histórica, paranormal, suspense... aunque también tengo algunas manías.
FacebookGoodreadsTwitterPinterest

2 Comentarios en “Purity in Death – J.D. Robb”

  1. Mariam

    Me has dejado intrigadísima. Tengo a medias (más que a medias en realidad) la serie de Eve Dallas. La empecé con muchas ganas, las novelas me fascinaron y, como todas, cae rendida ante Roarke, aunque Eve es un personaje increíble. Me has picado la curiosidad por seguir leyéndola. La verdad es que con este calor es el tipo de lectura que me apetece, intriga, suspense, con una historia romántica… Además me estoy leyendo una novela de Nora Roberts detrás de otra…
    ¡Muchisísimas gracias por la crítica o reseña, Isa!

    • Isabel

      Gracias a ti por pasarte y leerla, Mariam.
      Está visto que tenemos gustos muy parecidos.
      ¿Por dónde te quedaste en la serie? A mi me costó empezar pero ahora voy como una moto con ella y me tengo que frenar porque se me acumulan las reseñas pero tampoco las quiero subir todas seguidas.
      Con las dos últimas que he leído he dejado dos semanas entre medias, leyendo otras cosas, y no he aguantado más, tenía mono de Eve y Roarke.
      Un besazo, cielo, que tengas una gran semana.

  El corazón de un blog late más fuerte con cada comentario que recibe, ¿nos dejas el tuyo?    

Deja un comentario