No hay amor sin espinas – Sarah MacLean

Críticas 2 ★★★

No hay amor sin espinas – Sarah  MacLean No hay amor sin espinas de Sarah MacLean
      Título Original: No Good Duke Goes Unpunished (2013)
      Serie: Las reglas de los canallas #03
      Editorial: Versatil
            Fecha de Publicación: marzo 2015
            ISBN: 978-8494358210
            Páginas/Tamaño: 411
            Formato: eBook
      Genero: Histórica, Regencia
            three-stars
Amazon.es   Kindle (Es)   Kindle (USA)  Book Depository  
SOLO UNA DAMA PUEDE DERROTAR AL MÁS INDOMABLE DE LOS CANALLAS

Temple es más conocido como el «duque asesino» desde que años atrás fuera señalado como el autor de la muerte de Mara Lowe, la joven dama que iba a convertirse en la esposa de su padre. Incapaz de recordar qué sucedió realmente, lleva doce años reinando en los más oscuros rincones de Londres, convencido de que no hay redención posible para él.
Mara se juró a sí misma que jamás regresaría al mundo del que hace años huyó, pero cuando su hermano pierde toda su fortuna en El Ángel Caído la casa de juego con peor fama de la ciudad se verá obligada a intentar hacer un pacto con Temple, el hombre que no esperaba volver a ver y que resulta ser uno de los dueños del Casino.
Temple cree haber hecho un buen trato hasta que se da cuenta de que la dama oculta más de lo parece y va a necesitar cada pizca de su fuerza de voluntad para resistir la atracción que siente por esa misteriosa y enloquecedora mujer, que parece dispuesta a arriesgarlo todo por honor…              

No hay amor sin espinas

No hay amor sin espinas es una nueva entrega de la serie de Sarah MacLean, «Las reglas de los Canallas». Después de Un canalla siempre es un canalla y Amor con amor se paga, llega No hay amor sin espinas.

 

Temple es uno de los socios propietarios de "El Ángel Caído", una casa de juego muy especial. Cuando alguien pierde mucho dinero, tiene otra oportunidad de recuperarlo; solicitar un combate con Temple y, si le vencen, recuperar su dinero. Poco importa que nadie recuerde un combate perdido por Temple, el también conocido como Duque Asesino.

12 años atrás, Temple tenía 18 años y en la víspera de la 4ª boda de su padre, conoció a una chica con la que se acostó. El problema fue que al despertar, la chica no estaba en la cama pero ésta estaba totalmente empapada de sangre. Temple no recordaba nada de lo ocurrido durante la noche pero dos testigos le vieron llegar con una joven que resultó ser la prometida de su padre, una tal Mara Lowe, la hija de un rico burgués. Y aunque la falta de cadáver y pruebas concluyentes evitó su condena, fue expulsado de su casa y de la Sociedad acomodada entre la que se movía, y empezó a ser conocido como el Duque Asesino.

Pero Temple acaba de descubrir que Mara Lowe está viva; ha estado frente a ella y ella ha confirmado su identidad. La oscuridad de 12 años en los que a menudo ha dudado de sí mismo y de si mató a aquella chica, se convierte en un odio visceral.

 

No hay amor sin espinas no me ha gustado mucho. En parte porque los personajes son bastante densos, en el sentido de pesaditos y aburridos, sobre todo Temple. Que no digo que no tenga razones para serlo, porque las tiene, pero a mí me ha resultado demasiado. No sé si es que con estos calores una no está para leer sobre tipos atormentados o me hubiera pasado igual en otra época del año.

La verdad es que influye, estoy segura, el que me esperaba otra cosa de esta novela. Y es que como las anteriores de la serie, pensé que se mantendría en la línea de novela romántica con toques de humor y no, no, de humor nada. Vale que el tema no es para tomárselo a coña ni para hacer chistes, pero claro, una espera de una serie que mantenga una cierta homogeneidad en el tono. Y nada más lejos de la realidad.

Además, no termino de entender cómo se enamoran. No, no lo veo, lo siento. Sé que No hay amor sin espinas ha gustado mucho y tiene muy buenas críticas pero o yo estoy espesita estos días (que todo pudiera ser) o no termino de ver de dónde o cómo nace ese amor. Porque puedo entender la atracción y el perdón, pero el amor… no termino de ver ese surgir, en serio.

El caso es que entre unas cosas y otras pues no he disfrutado mucho de No hay amor sin espinas. No es un libro malo, vamos a ver, está bien y entiendo que, con el bagaje que llevan detrás los protagonistas, haga falta mucha mecha, pero personalmente me ha resultado pelín pesado y aburrido leerlo. Quizá, ya digo, simplemente porque me esperaba otra cosa, no lo sé.

 

Esperaré a leer la última novela de la serie cuando se publique en España para dar mi valoración sobre la serie de Sarah MacLean al completo. Pero, de momento, No hay amor sin espinas me descuadra de la opinión que tenía sobre «Las reglas de los Canallas».

 

No hay amor sin espinas - sarah maclean

 

Marhya

Marhya

Me llamo María pero en el mundo online se me conoce más como Marhya. Desde hace más de siete años escribo el blog En Mil Batallas como dice su sobrenombre un blog de "cocina, literatura y otras aventuras". Ahora acompañaré a mi hermana en esta aventura escribiendo críticas de las novelas que vaya leyendo y algunos artículos tanto objetivos como de opinión sobre diversas cuestiones relacionadas con el mundo literario.

2 Comentarios en “No hay amor sin espinas – Sarah MacLean”

  1. Isabel

    Que pena, Marhya. A ver si el cuarto esta mejor y te reconcilias con la serie.
    Todavía no he leído nada de ella y eso que tengo en papel la primera de amor por números que me la regaló una amiga cuando salió en inglés, pero se ha ido quedando atrás en la lista de lecturas pendientes.

  2. Marhya

    Si, me ha dado mucha pena. A ver el siguiente cuando salga, tengo esperanzas y un poco de intriga por el protagonista.
    Besos.

  El corazón de un blog late más fuerte con cada comentario que recibe, ¿nos dejas el tuyo?    

Deja un comentario