Sin Ley – Nora Roberts

Críticas 6 ★★★★★

Sin Ley – Nora Roberts Sin Ley de Nora Roberts
      Título Original: Lawless (1989)
      Editorial: Harlequin
            Fecha de Publicación: Mar 2002
            ISBN: 84-396-9536-5
            Páginas/Tamaño: 253
            Formato: Tapa Dura
      Genero: Oeste
            five-stars

El territorio de Arizona era un lugar peligroso, pero el pistolero Jake Redman estaba bien preparado para sobrevivir en el Oeste. Sarah Conway era algo distinto, una dama del Este, decidida a instalarse en aquel lugar. Jake descubrió con cierto disgusto que había adoptado con ella el papel de ángel guardián; y se disgustó más aún al darse cuenta de que aquello le gustaba.

 

 

Hace una semana o dos, estaban hablando en la página de Facebook de Nora Roberts de una de sus novelas antiguas -y de las pocas que ha escrito históricas-, Sin Ley.  Coincide que éste es uno de mis libros favoritos de la época harlequín de Nora Roberts y lo había estado releyendo pocos días antes y al ver los mensajes, pensé que era un buen momento para corregir un poco la crítica que había escrito en su momento y subirla al blog.

 

Después de doce años sin ver a su padre, Sarah Conway viaja desde Filadelfia donde las monjas la han educado, hacia el territorio de Arizona para reencontrarse con él.
Durante el camino, la diligencia sufre el ataque de un grupo de indios, y así es como Sarah conoce a Jake Redman, un recio pistolero que acude en su ayuda, y que vive en la misma ciudad que su padre.
Al llegar a Lone Bluff, Sarah descubre que su padre murió pocos días antes y que todas las historias que le había contado en sus cartas, acerca de la enorme y elegante casa en la que vivía, no eran sino una mentira. En su lugar, se encuentra una destartalada cabaña de barro. Pero eso no la acobarda, y en contra de los consejos de Jake, decide quedarse allí y mantener vivo el sueño de su padre.

Jake es un hombre duro, fuerte y con muy mala reputación. A pesar de sí mismo, no puede evitar acudir constantemente en ayuda de Sarah, aunque se niega a reconocer que es debido a la atracción que siente por ella. Un truhán como él no tiene nada que hacer con una delicada señorita de ciudad como Sarah.

Por lo que él sabía, los errores más grandes que podía cometer un hombre siempre estaban relacionados con tres cosas: dinero, whisky y mujeres.

Pero Sarah no es tan delicada como parece, y está decidida a demostrárselo. Además, ella tampoco puede evitar sentirse atraída por el atractivo pistolero.
En una guerra de voluntades como ésta, no puede haber perdedores cuando el premio por la victoria es el amor.

 

En Sin Ley, Roberts nos presenta dos personajes muy humanos, a los que vemos crecer interiormente a lo largo de la novela.  Las lectoras no podrán evitar sentir simpatía por Sarah, la joven decidida y fuerte a pesar de su aire de fragilidad; ni sentirse atraídas por Jake, un hombre hecho a sí mismo y más noble y honorable de lo que él mismo puede imaginar; al menos, eso es lo que me sucede a mí cada vez que vuelvo a leer Sin Ley.
Habiéndose criado con las monjas, Sarah no está preparada para la dura vida de la Arizona de finales del siglo XIX pero con inteligencia, trabajo y mucho valor no tarda en adaptarse a su entorno, en convertir la cabaña de su padre en un hogar y en ganarse la vida honestamente. Personalmente, lo que más me gusta de Sarah además de su inteligencia y tesón son su compasión y esa fuerza de carácter que la hace ser capaz de enfrentarse con lo que la echan.
Jake nunca ha tenido una vida fácil. De niño vio como sus padres eran asesinados debido a los prejuicios racistas ya que el padre de Jake era mestizo. Sin ser completamente aceptado ni entre indios ni blancos, Jake ha llevado una existencia solitaria ganándose la vida como pistolero y encontrando problemas allá por donde vaya, aunque no es que él los busque precisamente. Y pese a todo esto, pese a intentar ser duro con Sarah porque cree que mantener las distancias es lo mejor para ella, no puede evitar ser amable y tierno en ocasiones;  puede ser terco, sarcástico, rudo… pero también es paciente y considerado, por ejemplo con un chiquillo que le admira. La verdad es que me encanta esa mezcla de dureza y ternura y de las pocas novelas que he leído ambientadas en el Oeste, Jake es uno de mis protagonistas favoritos. Me gusta hasta la forma en que llama "Duquesa" a Sarah, al principio de forma un pelín despectiva, pero que acaba convirtiéndose en una especie de apodo cariñoso.

-Te lo advierto duquesa. Será mejor que lo pienses dos veces antes de casarte con él, porque el mismo día en que te conviertas en su esposa, serás su viuda. Te lo prometo.

Además Sin Ley cuenta con un buen elenco de personajes secundarios, algunos simpáticos como Lucius –el borrachín al que contrata Sarah para que la ayude y que además es pariente de Jake- o Lisa –una joven del pueblo que entabla amistad con Sarah y otros odiosos, como Carlotta -la madame de la ciudad, una auténtica zorra más por su forma de ser que por su trabajo (y con la que Sarah no duda en enfrentarse en una de las mejores escenas de la novela)-, pero todos ellos muy bien retratados.

-Una mujer lista sabe cómo hacer que un hombre se case y piense que la idea se le ha ocurrido a él. 

Esta es una de las pocas novelas históricas de Nora Roberts, pero con el estilo ágil y ameno que la caracteriza y algunas escenas hilarantes, nos demuestra que es tan capaz de escribir una excelente novela histórica como lo hace con las contemporáneas.
De hecho, para mí Sin Ley no es sólo uno de mis Roberts favoritos, sino una de mis novelas históricas preferidas, así que es una novela que siempre le recomiendo a todo el mundo (mi edición es de 2002 y aunque creo que hace varios años que no se re-edita, no es difícil encontrarla de segunda mano).

 

 

Isabel

Isabel

Nací en el Pais Vasco en junio de 1981, estudié Información y Comercialización Turística pero llevo más de doce años trabajando en el sector del comercio. Adicta a la lectura prácticamente desde que tengo uso de memoria, comencé a escribir artículos y críticas literarias animada por mis amigas.
Mis preferidas son las novelas románticas, me gustan casi todas las temáticas: contemporánea, histórica, paranormal, suspense... aunque también tengo algunas manías.
FacebookGoodreadsTwitterPinterest

6 Comentarios en “Sin Ley – Nora Roberts”

  1. Elsa

    ¡Ayyy que me están entrando ganas de leerme esta novela!, ya que me está intrigando conocer un poco más a detalle a estos personajes y ésta, a mi parecer, atrayente historia. Si lo llego a hacer te contaré mi opinión sobre ella.Besos.

  2. Samantha Kerr

    Hola Isabel!
    Nora Roberts es una autora que aunque alguno me ha decepcionado, suele gustarme por regla general, y este libro de ella no lo conocía. Tratándose del oeste que es un tema que me gusta bastante y leyendo lo que cuentas de él, tengo que ver si tengo suerte y lo encuentro, así que tomo nota de él.
    Muchas gracias por esta preciosa reseña.
    Besos!

    • Isabel

      Hola, Samantha.
      Me alegro mucho de que te haya gustado la reseña.
      Nora Roberts es mi escritora favorita. Aunque como a ti también algunas de sus novelas me han decepcionado, en general me encanta y Sin Ley es una de las novelas de ella que guardo con más cariño.
      Aunque está descatalogado desde hace bastante tiempo se puede encontrar de segunda mano. Yo creo que si tienes la oportunidad de leerlo te gustará.
      !Un abrazo!

  3. Mariam

    ¡Me encanta esta novela, Isa! La he leído varias veces. De cuando en cuando me acuerdo de ella y me dijo “tengo que volver a leerla”. Es sencilla pero muy bonita, le tengo un cariño especial. Tal vez porque es histórica, porque es diferente al resto de las novelas de Nora Roberts. Lo he dicho en más de una ocasión, pero lo digo otra vez: me gustaría leer más novelas históricas de Nora Roberts.

    • Isabel

      A mí también, Mariam. Es como dices, igual comparada con otras novelas del oeste es sencilla pero me parece preciosa y me encanta.
      ¿Has leído de Roberts la de Rebelión, que transcurre en la era jacobita y son antepasados de los MacGregor? Porque esa también me gusta muchísimo.
      Un beso enorme.

  El corazón de un blog late más fuerte con cada comentario que recibe, ¿nos dejas el tuyo?    

Deja un comentario