Crítica: How Sweet It Is – Kate Perry

Críticas 0 ★★★★

Crítica: How Sweet It Is – Kate Perry How Sweet It Is de Kate Perry
      Serie: Summerhill #06
      Editorial: Phoenix Rising
            Fecha de Publicación: ene 2015
            ASIN: B00IWFM5EE
            Páginas/Tamaño: 275
            Formato: eBook
      Genero: Contemporánea
            four-stars
Amazon.es   Kindle (Es)  
Viola Summerhill necesita un buen polvo.
Sus hermanas dicen que tener una aventura es la mejor manera de quitarse el mal sabor de boca producido por el fracaso de su matrimonio. Pero Viola sabe que necesita mucho más. Tiene que reinventarse a sí misma para recuperar la identidad que perdió al convertirse en esposa y madre. Y va a hacerlo convirtiéndose en la dueña de una galería de arte.
Sin embargo, abastecer su galería con piezas de arte dignas de la gran inauguración que quiere celebrar no es fácil. Necesita una pieza sensacional, algo que deje sin aliento a todos los asistentes. Y encuentra la obra más impresionante que haya visto jamás donde menos lo espera: en casa del hombre con el que se suponía que iba a tener una simple aventura de una noche.

How Sweet It Is es el sexto libro dentro de la serie Summerhill de Kate Perry, de la que os hablé un poco en “Mi Lista de Deseos de Enero”.  Es la primera crítica que escribo de una de sus novelas para el blog, pero es una autora que me gusta bastante desde que la descubrí hace un par de años.
La serie, ambientada en el Londres actual, gira en torno a las hermanas Summerhill y comienza cuando todas se reúnen de nuevo en el funeral de su padre, el Conde de Amberlin. Ellas son Rosalind, Portia, Imogen, Titania, Viola, Bea y Summer (esta última hija ilegítima del Conde).

 

En How Sweet It Is la protagonista es Viola, a quien a lo largo de la serie hemos visto pasar por un duro divorcio y lidiar con una hija adolescente un tanto rebelde. Tras la ruptura de su matrimonio, se encuentra un poco a la deriva, sin saber muy bien qué hacer con su vida, ni siquiera sabe bien quién o qué es: ya no es una esposa, papel que ha cumplido durante diecisiete años, ni se siente una buena madre, ¿qué le queda? Sus hermanas, especialmente Bea, quien además de su hermana mayor es su mejor amiga, intentan animarla a salir con hombres de nuevo pero Viola sabe que antes de pensar en tener una vida amorosa, necesita una vida, sin más.
Viola se compara con sus hermanas -una actriz de éxito, una famosa fotógrafa, una diseñadora de talento, etc.- y siente que ella no tiene ningún talento especial hasta que vagando triste por su casa se da cuenta de que hay que se le da realmente bien: tiene un buen ojo para el arte así que ¿por qué no abrir su propia galería?
Una vez que encuentra un propósito, se lanza con entusiasmo a darle forma. Conoce varios artistas que pueden exponer en su galería pero si quiere que ésta destaque entre las cientos de pequeños galerías que hay en Londres, necesita encontrar un artista especial y una obra que convierta su inauguración en un éxito. De la manera más casual -mientras espera a un amigo con el que ha quedado para tomar un té-, conoce a Finn, un artista que la impresiona y al quiere convertir en la estrella de su galería. Pero él deja muy claro que no está interesado; su obra es algo muy personal y privado a lo que no está dispuesto a poner precio. Viola no está dispuesta a aceptar un no por respuesta y sigue a Finn a Paris, donde tiene su taller, dispuesta a hacer todo lo que sea necesario para convencerle de que le deje exponer su obra, ¿o sería mejor decir casi todo? ¿Qué hace cuando Finn le dice que deje de llamar a la puerta de su casa si no es para pasar la noche en ella?

 

How Sweet It Is me he gustado bastante, aunque ha habido otras dentro de la serie que me han gustado más (también otras que menos, aunque no hay ninguna que no me haya gustado). Como es habitual con las novelas de Perry me he reído mucho, el sentido del humor es una de las cosas que más aprecio de sus libros, lo que ha hecho que me guste menos que otras de las entregas de la serie es que ha habido varios aspectos en los que me ha parecido muy predecible.
Los dos protagonistas están muy bien. Viola es una mujer inteligente, un poco insegura por culpa del capullo de su exmarido pero es fuerte, cariñosa y pese a sus temores, una buena madre. Finn está bastante bien, es trabajador, atractivo, testarudo… sabemos desde el principio por qué no quiere vender su arte y es más o menos comprensible, pero aun así a veces me daban ganas de gritarle “¿Pero quieres ceder ya de una vez?”
Por supuesto vemos al resto de la familia Summerhill aunque para mi entre los secundarios destaca Rowdy, un jugador de rugby al que conocimos en Stay the Night –cuarta novela de la serie y donde aparece porque es el mejor amigo del protagonista- y que desde entonces se han convertido en un buen amigo tanto para Viola como para su hija, Chloe; de hecho, leyendo los libros anteriores había pensado que podía llegar a ser la pareja de Viola. Y Luca, que ha sido amigo de las hermanas desde que las conoció en la primera novela, Say You Will –como Rowdy, por ser amigo del protagonista- y que en esta sale poco, pero suficiente para que a mi me tenga cada vez más enamorada.  
Otra constante de las novelas de Kate Perry, a parte del humor, es la existencia de un romance secundario. Esto es algo que me suele gustar, (mi querida Nora Roberts es una experta en esto) lo que pasa que las novelas de Perry no son muy largas y necesito que esa historia paralela aporte algo a la principal para que me parezca bien que le reste páginas a los protagonistas y ahí la autora me falla de vez en cuando aunque no en este caso. En esta ocasión el otro romance es el de Chloe, la hija de Viola y aparte de ser relevante para la trama principal y para la relación entre madre e hija, me ha parecido un romance muy dulce y muy bien escrito.
Por cierto, no puedo acabar esta reseña sin quejarme por la sinopsis oficial  del libro. A lo mejor es que cada vez soy más tiquismiquis pero es que llevo unas cuantas novelas seguidas en las que,  una vez que empiezo a leer, me quedo preguntándome si es que la persona que escribió el resumen no se había molestado en leer el libro, o se lo ha leído pero aun así ha escrito en el argumento lo que le ha dado la gana o lo que le ha parecido que quedaba mejor para atraer la atención de las lectoras aunque no fuese verdad y me da mucha rabia.
Pero bueno, lo que importa es el contenido del libro y si os gustan las novelas contemporáneas con bastante humor, una buena dosis de picante y una ambientación diferente, os animo a que le deis una oportunidad a How Sweet It Is porque merece la pena. No es imprescindible haber leído primero el resto de la serie, aunque personalmente lo recomiendo. Yo de momento me quedo a la espera de que salga el último, la historia de Bea y Luca, cuyo romance llevo esperando desde que salió el primero.

 

 

Isabel

Isabel

Nací en el Pais Vasco en junio de 1981, estudié Información y Comercialización Turística pero llevo más de doce años trabajando en el sector del comercio. Adicta a la lectura prácticamente desde que tengo uso de memoria, comencé a escribir artículos y críticas literarias animada por mis amigas.
Mis preferidas son las novelas románticas, me gustan casi todas las temáticas: contemporánea, histórica, paranormal, suspense... aunque también tengo algunas manías.
FacebookGoodreadsTwitterPinterest

  El corazón de un blog late más fuerte con cada comentario que recibe, ¿nos dejas el tuyo?    

Deja un comentario