Un Puerto de Abrigo – Nora Roberts

Críticas 1 ★★★★

Un Puerto de Abrigo – Nora Roberts Un Puerto de Abrigo de Nora Roberts
      Título Original: Inner Harbor (1999)
      Serie: Bahía de Cheesapeake #03
      Editorial: Punto de Lectura
            Fecha de Publicación: 2005
            ISBN: 84-663-1495-4
            Páginas/Tamaño: 419
            Formato: Bolsillo
      Genero: Contemporánea
            four-stars
Amazon.es   Kindle (Es)  
Tras la muerte de su madre, a Phillip, el tercero de los hijos adoptivos de los Quinn, no le queda más remedio que sacrificar parte de su ajetreada y cosmopolita vida de soltero por sus hermanos: Cam, Ethan y, en especial, Seth, un muchacho, como en su día lo fue él, castigado por el odio y la violencia. En el pequeño pueblo de St. Chris, entre barcos, cangrejos y obligaciones familiares, Phillip descubrirá una vida llena de pequeños placeres y a Sybill, una mujer misteriosa cuyo pasado y cuyos secretos tienen mucho que ver con los Quinn. Una mujer, hermosa y fuerte pese a su aparente fragilidad, con la que Phillip se atreverá a soñar, a compartir y, tal vez, a amar para siempre.

Un puerto de abrigo es la tercera novela de la serie Bahía de Cheesapeake; una serie en la que Nora Roberts nos cuenta la historia de los cuatro hermanos Quinn. Cam, Ethan y Phillip, los tres mayores, ven como sus vidas se vuelven del revés cuando a la muerte de su padre adoptivo tienen que hacerse cargo de Seth, el último chiquillo con problemas que éste había acogido y estaba a punto de adoptar.

Después de Arrastrado por el Mar, donde conocimos a los hermanos y cuyo protagonista principal era Cam, y de Cuando sube la marea, la historia de Ethan, le ha llegado el turno a Phillip.

 

Cuando su padre muere, dejándoles a él y a sus hermanos a cargo del joven Seth, un nuevo hermano adoptivo, Phillip debe dividir su vida entre su trabajo como publicista en Baltimore, y el de constructor de barcos en St. Chris. Pero sobre todo, debe entregarse al trabajo de dedicado hermano mayor.

Desde la llegada de Seth a St. Chris han abundado los cotilleos acerca de su identidad; rumores que se acentúan con la muerte de Ray Quinn y que dicen que Seth es en realidad hijo biológico de Ray, fruto de una infidelidad; los más mal intencionados dicen incluso que Ray se suicidó. Phillip se niega a creer todos estos rumores, aunque en los ojos de Seth ve un gran parecido con los de Ray y siente resentimiento hacia el crío aunque no deja que eso le impida cuidar de él, protegerle y acabar queriéndole.


—Cocinas, tienes un gusto excelente con el vino y te sientan muy bien los vaqueros. Parece un buen partido, señor Quinn.

Ocupado con sus nuevas responsabilidades, hace tiempo que Phillip no tiene una cita con una mujer, y cuando conoce a Sybill, algo se despierta en su interior y le hace desear saber más de ella. Lo que Phillip no imagina es que Sybill sabe muy bien quiénes son él y sus hermanos, y que no ha sido la casualidad lo que ha hecho que se conocieran.

Sybill ha acudido expresamente a St. Chris para ver a Seth y conocer a los hombres que se están ocupando de él, ver cuál es realmente la situación. Por precaución, por instinto de protección, no puede confesarle a Phillip quién es ni qué la ha hecho viajar hasta allí; ni siquiera cuando queda claro que él siente un profundo interés por ella, se atreve a confesarlo; sabe que la verdad alejará a Phillip de su lado, ¿o no?

 

La historia entre Sybill y Phillip es estupenda pero, a mi parecer, lo mejor de todo es ver como todos los hermanos han ido evolucionando desde el primer libro; cómo se han convertido en una familia más unida que nunca, como interactúan entre todos ellos y con Sybill, que es poco más que una extraña.

De Sybill es muy difícil hablar sin revelar más de la cuenta pero es gracias a ella que los hermanos (y los lectores) descubren por fin cómo se conocieron Ray y Seth, que impulsó a Ray a ofrecer dinero a Gloria, la madre de Seth, para que se alejara y permitiera que fuera él quien cuide del niño. Inteligente, vulnerable pero también fuerte, Sybill tiene buenas intenciones y buenos motivos para viajar hasta St. Chris y acercarse a los Quinn, pero precisamente su gran corazón hace que sea fácil aprovecharse de ella y que cometa errores.


-Has resultado ser toda una secretaria, pero sin piernas y culo bonitos.
—Eso no sólo es sexista, sino que, además, tengo unas piernas y un culo impresionantes.

Phillip, al igual que sus hermanos, tuvo una infancia difícil con padres que no merecían llamarse así. Aunque, en sus primeros años de juventud, fue él quien tomó malas decisiones y se metió en líos hasta que, después de estar a punto de morir con sólo treces años, Stella Quinn le conoció en un hospital y -junto a su marido, Ray- le dio la oportunidad de enderezarse y tener una vida “normal”. Ahora, Phillip ha dejado todo aquello atrás y se ha convertido en un exitoso publicista, un hombre sofisticado que disfruta con los lujos y su vida en la ciudad… y cuando los jueves tiene que volver a St. Chris para ayudar a sus hermanos, cambia el traje por los vaqueros y la publicidad por la construcción de barcos, la vida urbanita por la vida sencilla del pueblo pesquero. Entre protestas, claro, Phillip no sería Phillip si no protestara, se quejara y discutiera con sus hermanos. Me gusta, pero reconozco que el que menos de los tres hermanos mayores.

Por supuesto, Cam y Anna siguen viviendo en la casa de los Quinn y son los cuidadores principales de Seth. Ethan, Grace y Aubrey viven en su propia casa pero siguen tan implicados con el cuidado y la protección del niño como siempre.

—Supongo que cuando el amor llega, no hay nada que hacer. El tiempo es lo de menos.

Seth se comporta cada vez más como cualquier otro chico de su edad; yendo al colegio, jugando con sus amigos y protestando antes las ordenes de sus hermanos mayores.

Gloria, la madre de Seth, ya había hecho acto de presencia en los libros anteriores; lo suficiente para saber que tenía menos instinto maternal que una gata callejera, que había maltratado a su hijo y se lo había entregado a Ray a cambio de dinero; en éste, vemos hasta que punto es una zorra en todos los sentidos de la palabra, deseando más que nunca que los Quinn se enfrenten a ella y le den lo que realmente se merece.

Es difícil hablar de este libro sin revelar más de la cuenta. Un Puerto de Abrigo tiene la misma calidad en las descripciones y la narración que los dos anteriores y, sobre todo, los mismos personajes maravillosos. Es una novela, junto con el resto de la serie, que he releído varias veces y que sigo disfrutando; me gusta mucho pero, tengo que admitir que, las dos primeras, las historias de Cam y Ethan, me gustan más.

Punto de Lectura hizo una cosa muy curiosa con esta serie cuando la publicó por primera vez hace casi diez años y es que estas tres primeras novelas se pusieron a la venta a la vez. La cuarta novela, la de Seth, salió un año más tarde – lo que no está del todo mal, si comparamos con que en Estados Unidos pasaron tres años desde que Roberts escribiera la historia de Phillip hasta que hiciera lo propio con la de Seth- pero nunca entendí del todo porque aquí en España la editorial decidió sacar los tres primeros, casi como si fuera una trilogía (por mucho que agradeciera poder leer los tres del tirón) y hacernos esperar por el cuarto.

Visto como una trilogía, la verdad es que Un puerto de abrigo ofrecía un magnífico final. Pero es maravilloso ver a Seth ya adulto en La Bahía Azul (de la que os hablaré en unos días) y reencontrarse con el resto de los Quinn.

Isabel

Isabel

Nací en el Pais Vasco en junio de 1981, estudié Información y Comercialización Turística pero llevo más de doce años trabajando en el sector del comercio. Adicta a la lectura prácticamente desde que tengo uso de memoria, comencé a escribir artículos y críticas literarias animada por mis amigas.
Mis preferidas son las novelas románticas, me gustan casi todas las temáticas: contemporánea, histórica, paranormal, suspense... aunque también tengo algunas manías.
FacebookGoodreadsTwitterPinterest

Un Comentario en “Un Puerto de Abrigo – Nora Roberts”

  El corazón de un blog late más fuerte con cada comentario que recibe, ¿nos dejas el tuyo?    

Deja un comentario