El mundo de… El rumor de las folías

28 Julio, 2016 El mundo de... 6

El mundo de… El rumor de las folías

 

Hoy quiero presentaros EL Mundo de El Rumor de las Folías.

El Mundo de… será una nueva sección que publicaremos de vez en cuando, sin fechas fijas. Será una forma de adentrarnos más en el mundo de alguna novela y de lo que nos transmite o nos sugiere su lectura. Esperamos que os guste la sección, que os sirva para descubrir más sobre posibles nuevas lecturas y a contrastar vuestras sensaciones con las nuestras tras haberlos leído.

En este caso empezamos por El rumor de las folías, de Yara Medina. Hace unos días publicamos la crítica de la novela y hoy nos adentramos más en el mundo de esta novela. 

 

Un lugar Islas Canarias. La acción de la novela transcurre entre las Islas Canarias y Cuba. Pero los protagonistas son canarios, como lo son la mayor parte de los paisajes y lugares de la obra. La novela entera destila el amor de la autora por su tierra, y sin duda nada mejor para recordar los más interesantes pasajes de la novela que un viaje a las Islas Canarias.

 

Una música. En este caso, el título obliga y debe ser una folía canaria.Aunque yo, que no conocía este tipo de música hasta haber terminado de leer la novela, cuando por curiosidad lo he buscado, pensaba más bien en otras melodías mientras estaba leyéndola. Un tipo de música de baile de orquesta. Un poco al estilo americano que conocemos por las películas sobre la época. 

 

Un color. Azul. La portada lo refleja de forma perfecta. Para mi El rumor de las folías es de color azul mar.

 

Una pareja de cine. Si hiciesen una versión para el cine de la novela, creo que los protagonistas quedarían bien reflejados en las carnes de Esmeralda Moya (sé que no se corresponde con su edad, pero tiene ese aspecto aniñado y a la vez de mujer, el pelo rubio, el rostro bello…) y Chino Darín (basta con verle para entenderlo).

Una comida. Gofio. Sin duda. Y de hecho aparece en varios pasajes de la novela.

 

Una bebida. Limonada. También aparece reiteradamente en distintas escenas de la historia.

 

Una prenda. Un pañuelo de hombre, bordado. No desvelaré el por qué de esta elección por si alguien aún no ha leído la novela. Aunque me ha costado decidirme entre éste y un vestido azul igualmente significativo.

 

Un objeto. Un coche Hispano Suiza. Si, estamos en los años ´30. Y este coche aparece en muchas escenas.

 

Un olor. El del salitre. Aunque buena parte de la novela transcurre alejados de la costa, no podemos olvidad que estamos siempre muy cerca del mar; en una isla u otra (Fuerteventura, Cuba, Las Palmas de Gran Canaria). ¡Y qué decir de las travesías en barco!

 

¿Has leído El rumor de las folías

 

 

 

Marhya

Marhya

Me llamo María pero en el mundo online se me conoce más como Marhya. Desde hace más de siete años escribo el blog En Mil Batallas como dice su sobrenombre un blog de "cocina, literatura y otras aventuras". Ahora acompañaré a mi hermana en esta aventura escribiendo críticas de las novelas que vaya leyendo y algunos artículos tanto objetivos como de opinión sobre diversas cuestiones relacionadas con el mundo literario.

6 Comentarios en “El mundo de… El rumor de las folías”

  1. Elizabeth Urian

    Cuando salió en formato digital lo compramos, pero sigue pendiente de leer. A ver cuándo lo cogemos.

    Una sección interesante de la que estaremos pendientes.

    ¡Un besazo y feliz verano!!!

  2. yara Medina

    Muchas gracias chicas!!! Me emociona saber que pensaron en esta novela para la sección. Me ha encantado los detalles. Un abrazo isleño!!

  3. Sandra M

    Hola Marhya!!
    Me gusta mucho la nueva sección 🙂
    No he leído el libro todavía, aunque me lo han recomendado mucho y lo tengo esperándome en el ebook. Ahora, al leer el post, me has dado más ganas de leerlo, así que a ver si me animo!
    Besos y feliz verano <3

  4. Yasnaia Altube Lira

    Acabo de terminar su lectura hace unas horas y estoy conmovida aun con esta historia. Me ha llegado al alma y creo que son historias como estas, las que se hacen con un hueco en tu corazón, incapaz de caer en el olvido.

  El corazón de un blog late más fuerte con cada comentario que recibe, ¿nos dejas el tuyo?    

Deja un comentario