10 empotradores de novela, Made in Spain

15 Octubre, 2015 Especiales 7

10 empotradores de novela, Made in Spain

Seguimos hablando de empotradores de novela pero hoy le cedemos el teclado y las riendas del blog a una invitada muy especial: la escritora y bloguera Abril Camino.

¡Aaaaay, los empotradores! Ese gran tema… Recojo el guante del artículo que escribió Marhya hace algunos meses: 10 empotradores de novela y, por aquello de tirar para casa, os presento a continuación a mis diez empotradores patrios favoritos. ¡Aaaaay! (otra vez). 

* Hugo, de la Saga «Mi elección», de Elísabet Benavent

Hugo. El hombre. El empotrador por excelencia. Mi favorito, sin duda. Si habéis leído Alguien que no soy, Alguien como tú y Alguien como yo, lo entenderéis. Si no lo habéis hecho, corred a las librerías. Triunfador, elegante, cocinitas, enamorado… Tan fino en la calle y tan soez en la cama. Ay, Hugo.

Hugo - Mi Elección, de Elizabeth Benavent  | empotradores patrios

* Mark, de Lo que sea, pero contigo, de Tessa C. Martín

Me encanta el rollo empotrador en el trabajo. Que sí, que es poco profesional y que en según qué entornos laborales da un repelús tremendo imaginar que tu compañero de al lado te acorrale en los lavabos. Pero, en esta novela, Mark y Daniela tienen un jueguecito de poder arrollador. Y (casi, casi) ella es tan empotradora como él. Hubo un tiempo en que leíamos novela romántica esperando la escena de amor en París. Ahora, esperamos el empotramiento en mesa de despacho como si el mismísimo Mr Darcy le hubiera dado su bendición.

*Luc, de A contrarreloj, de Laura Esparza

Madre mía, Luc. Ma-dre-mí-a. Deportista, empresario de éxito, descarado, pero con esos puntitos tiernos tan matadores como tenerle pánico al avión o adorar a su hermano pequeño. El partido casero de baloncesto con Marc los elevó a ambos a la altura de empotradores top. Pero, si hay que elegir a uno, me quedo con Luc.

Empotradores made in spain: Luc, A contrarreloj, de Laura Esparza.

* Álvaro, de Bésame y vente conmigo, de Olivia Ardey

¿Os imagináis a vuestro mejor amigo de la infancia convertido en un empotrador? Yo tampoco. Pero, de repente, Olivia Ardey nos presenta a Álvaro y Celia, y hasta nos parece natural que Álvaro pase de tirarle de las coletas a arrancarle la tira del tanga. Debe de ser que los empotradores nacen, no se hacen.

Empotrador: Alvaro | Bésame y vente conmigo - Olivia Ardey

* Ander, de Algo inesperado, de Pilar Cabero

Con todo mi respeto a la diversidad cultural de este país, los chicarrones del norte son lo más empotrador que hay. Ya si les añadimos el tema marinero, el gorrito de lana (porque en el norte nos empotrarán muy bien, pero hace un frío de caerse de espaldas) y una cierta curiosidad morbosa por su vecina profesora… pues el resultado de la ecuación es Ander.

* Íñigo, de El cuaderno de Paula, de Sara Ballarín

Rebautizado como «Montoya, que rima con…»… un mote absolutamente justificado. Tan pertinaz cuando Paula se alejaba, tan romántico cuando estaban juntos, tan comprensivo cuando ella lo necesitó. Urge un club de fans de Montoya, presidido por Nero, claro. 

Iñigo, empotrador en El cuaderno de Paula, de Sara Ballarín

* Mikel, de Antes y después de odiarte, de Ángeles Ibirika

Aquí tenemos otro chicarrón del norte, nada menos que de Bilbao. Ahí va ya parte del camino de empotradurismo recorrido. Si le añadimos su rencor enquistado, el amor fraternal y un pasado carcelario, ¿para qué queremos más? Un empotrador de manual.

* Jota, de Antes de que decidas dejarme, de Victoria Vílchez

Ya os he dicho antes que el empotrador nace, no se hace, así que poco importa su edad. En la romántica new adult también hay empotradores. Maldita sea, puede que haya empotradores hasta en los geriátricos, aunque me voy a esforzar mucho en eliminar esa imagen de mi cabeza. Jota aporta el punto canalla de la juventud, el pasado tormentoso que –a saber por qué– nos encanta y la moto, claro.

Empotrador: Jota | Antes de que decidas dejarme, Victoria Vilchez

* Víctor, de la Saga Valeria, de Elísabet Benavent

Mira que me prometí no repetir autoras en este listado, pero es que… sentía que le estaba poniendo los cuernos a Víctor si le hacía caso a Hugo y a él no. Elísabet, maja, si para estos protagonistas te estás basando en personas reales, sácalos al mundo, que todas merecemos conocerlos. Víctor es el empotrador perfecto: promiscuo, cochino, alérgico al compromiso y un miura en la cama. Si lo suyo con Lola hubiera llegado a la procreación, algún científico habría ganado el Nobel aislando el gen del perfecto empotrador mojabragas.

* Julio, de Pecado, penitencia y expiación, de Abril Camino

Sí, sí, no habéis leído mal. Me ha dado un ataque de inmodestia y he metido a mi Julio entre los empotradores patrios. Qué complicado es escribir tu primera novela romántica, con toda su historia de amor cuqui y que todo el mundo sin excepción te diga «sí, sí, Gonzalo es muy mono, pero a Julio me lo tiraba de aquí a mañana y vuelta a empezar». Porque es que Julio ni siquiera es el protagonista. Julio es, simplemente, el empotrador.

Empotrador: Julio | Pecado, penitencia y expiación - Abril Camino

¡Uff! Qué calor de repente, ¿no? ¿Qué me decís? ¿Echáis en falta a algún empotrador imprescindible en la lista? Yo me he dejado unos cuantos en el tintero, no os voy a engañar. Ahora solo falta cruzar los dedos para encontrarnos a alguno de ellos en la vida real… y salir con vida de ello.

¡Mil gracias a Isabel y Marhya por abrirme este huequito en su blog!

 

Abril Camino

Abril Camino (A Coruña, 1980) es escritora de novela romántica desde hace poco tiempo y lectora del mismo género desde hace bastante más. Le gustan las historias de amor imposibles, los personajes imperfectos y los chicos malos de manual.

En la primavera de 2015, publicó su primera novela, Pecado, penitencia y expiación, una historia de amor y superación que se ha convertido en un éxito de ventas y crítica. Parker y Amy: el pasado presente fue su primera incursión tanto en el formato del relato como en el subgénero new adult. Con Travis y Emily: el pasado imperfecto, continúa la serie de los Hermanos Sullivan y sus aventuras en Nueva York.

 

Vuelve la Página

Vuelve la Página

Vuelve la Página es un blog literario que nació el verano de 2014 de la mano de tres amigas: Isabel, Marhya y Elsa.

7 Comentarios en “10 empotradores de novela, Made in Spain”

    • Isabel

      Ojala todas las idas de olla fueran así de sanas y divertidas, Abril.
      Muchas gracias por todo, aunque después de haberme apuntado ya casi todos a la lista de lecturas pendientes, no sé si mi cartera te lo agradece tanto 😉
      un besazo

  1. Elizabeth Urian

    Conocer, conocemos a alguno. Pero seguimos sin poder parar de reír. Es que los empotradores (sean de aquí o de allí) dan mucho juego.

    Fantástico, Abril.
    Gracias por la aportación. 😉

    Un besazo.

  2. Tessa C. Martín

    ¡ME ENCANTA! No sabes la ilusión que me ha hecho ver a mi Mark ahí, con todos esos portentos de hombre. ¡Muchísimas gracias por el artículo (que es genial) y por pensar en él! 😉
    ¡Un besazo enorme!

  El corazón de un blog late más fuerte con cada comentario que recibe, ¿nos dejas el tuyo?    

Deja un comentario